Nueve etapas en el camino hacia la unidad, punto 9

dr. michael laitmanPreparación para la Convención Integral: Educadores Integrales.

Nosotros descubrimos que estamos destinados a no mantener la unión con el Creador, y que no necesitamos del público en general para mantener la “esfera de frambuesa”, en su lugar, debemos tener la esfera de frambuesa a fin de servirle al público en general. Y específicamente a través de este descubrimiento acercarnos al final de la corrección.

Esto hace posible que veamos la integralidad, las conexiones y la Arvut (garantía mutua) en la naturaleza. Nosotros comenzamos a determinar nuestra relación con el público extenso, cuánto lo necesitamos, porque sin él no podemos darle contento al Creador, y cuanto quiere el Creador a la humanidad y no a nosotros.

De esta forma alcanzamos nuestro destino y desaparecemos. Una “nación de sacerdotes” es cuando ustedes no existen. Le sirven al público en general, le sirven a toda la humanidad, y le sirven al Creador. Y en esto, ustedes ven su rol en el anonimato. No tienen parte ni herencia en nada, en resumen, son un nexo de unión, un conducto, un componente para la transmisión. Y esto es bueno, puesto que con ello podemos estar realmente más cerca de la naturaleza del Creador.

Tenemos que presentarle y darle un ejemplo al mundo, y a través de este ejemplo, transmitirles la condición espiritual que hemos alcanzado. A pesar de ello, mientras tanto, se trata del lado opuesto del estado espiritual, si tenemos éxito en voltear hacia nosotros el rostro del mundo, podemos voltear nuestro rostro hacia el Creador. Al volvernos hacia el mundo con amor, podemos volvernos con amor hacia Él. Acerca de esto se nos dice: “Del amor de las criaturas al amor del Creador”.

A fin de volver el rostro del mundo hacia nosotros, es necesario despertar al pueblo hacia la correcta comprensión de la solidaridad con ellos. Para esto es necesario transmitirles tensión interna en palabras. Las palabras deben ser muy claras y profundas. Sólo de esta manera podemos ser integrados en el círculo exterior, y conectarnos realmente con ellos. Entonces recibiremos la adición necesaria que nos ayudará a elevarnos y a entrar en un nivel superior.

El educador integral correcto para el desarrollo espiritual debe despertar este desarrollo en el estudiante. Si tenemos éxito en alcanzar al corazón de las personas, entonces específicamente aquellas experiencias e impresiones que despertamos en el amplio público, harán posible que crezcamos la esfera frambuesa, que mejoremos y que fortalezcamos el punto de contacto con el Creador y que lo sintamos a Él.

Se nos dice: “He aprendido de todos mis estudiantes”. Todavía tendremos que entender por qué a través de una conexión con los estudiantes, la persona puede aprender más que de los maestros.

(126698)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta