Sin externalidad no hay internalidad

Dr. Michael LaitmanPregunta: Si estamos trabajando en el desarrollo interno, espiritual, entonces ¿por qué son tan importantes las actividades externas tales como la participación en las clases y convenciones?

Respuesta: Todo comienza con el nivel inanimado. Hasta que no pase a través de los tres primeros niveles la naturaleza inanimada, vegetativa, y animada, yo no alcanzaré el nivel hablante ni el nivel del Creador.

Y en consecuencia, es imposible detenerse a mitad de camino o cancelar algo si es “innecesario” hacerlo. Por lo tanto, me levanto de la cama por la mañana, me cepillo los dientes, me lavo la cara, y llego a la lección…. Y durante todo esto debo ser estricto y puntualmente correcto, sin vacilar.

Pero no, “hoy estoy de un humor filosófico. Yo estoy sentado en casa y pienso en la vida. No quiero estar bajo la influencia del grupo. No quiero estar junto a los amigos. Por el contrario, necesito un descanso, necesito alejarme de ellos. Después de todo, la persona es una criatura independiente y no depende de nadie. Entonces, no voy a depender del grupo ni no voy a hacer lo que los otros hacen. Tengo que ser más alto que ellos”.

Las conclusiones son aparentemente correctas y lógicas, pero son equivocas en la raíz. No solo está escrito, “Yo habito en medio de mi pueblo”. El crecimiento es posible sólo dentro del grupo, dentro de los muchos, al integrarse mutuamente entre sí sin ninguna condición. El Creador me trae al grupo y me dice: “Toma”. Y después de todo, esta es mi elección, si tomo este presente de Él. ¿O me niego con orgullo? Todos los niveles están construidos uno por sobre del otro, sin cancelar el anterior, sino añadiéndole a éste un nuevo atributo.
(126068)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 1/21/14, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado: 
El indicador de la integralidad de la persona
Mirando al grupo a la luz del amor
Una plegaria por la corrección

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta