Todo en la naturaleza está interconectado

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (de la Universidad Estatal de Oregón): “En los ecosistemas de todo el mundo, el declive de los grandes depredadores tales como los leones, dingos, lobos, nutrias y osos están cambiando la cara de paisajes, desde los trópicos hasta el Ártico, pero un análisis de 31 especies de carnívoros que se publicará el viernes en la revista Science muestra por primera vez cómo las amenazas como la pérdida de hábitat, la persecución por los seres humanos y la pérdida de presas, se combinan para crear focos globales de declive carnívoro”.

“Más del 75 por ciento de las 31 especies de grandes carnívoros están disminuyendo, y 17 especies ahora ocupan menos de la mitad de sus antiguos rangos, informaron los autores”.

“A nivel global, estamos perdiendo nuestros grandes carnívoros”, dijo William Ripple, el autor principal del artículo y profesor en el Departamento de Ecosistemas Forestales y de la Sociedad en OregonStateUniversity. …

“Ripple y su coautor de OregonState, Robert Beschta, han documentado impactos de pumas y lobos en la regeneración de las masas forestales y de la vegetación de la ribera en Yellowstone y otros parques nacionales de América del Norte. Menor cantidad de depredadores, han encontrado, conducen a un aumento en los animales ramoneadores como los ciervos y alces. Más ramoneadores trastornan la vegetación, cambian las aves y pequeños mamíferos y cambia otras partes del ecosistema en una cascada generalizada de impactos”.

“Los estudios del lince euroasiático, de los dingos, lobos y nutrias de mar han encontrado efectos similares, informaron los autores”.

“El lince ha estado estrechamente ligado con la abundancia de corzos, zorros rojos y liebres. En Australia, la construcción de una valla a prueba de dingos de 3.400 millas les ha permitido a los científicos estudiar los ecosistemas, con y sin los animales, que están estrechamente relacionados con los lobos grises. En algunas partes de África, la disminución de los leones y leopardos ha coincidido con un aumento dramático en los babuinos oliva, que amenazan los cultivos agrícolas y el ganado. En las aguas de Alaska suroriental, una disminución de las nutrias de mar a través de la depredación de la ballena asesina ha provocado un aumento de los erizos de mar y la pérdida de praderas de algas”.

“Los autores reclaman una comprensión más profunda del impacto de los grandes carnívoros en los ecosistemas, una visión que se remontan a los trabajos del destacado ecologista Aldo Leopold. El concepto clásico de que los depredadores son perjudiciales y agotan los peces y la vida silvestre es anticuado, dijeron. Los científicos y los encargados de la fauna tienen que reconocer un creciente cuerpo de evidencia de las funciones complejas que juegan los carnívoros en los ecosistemas y en sus beneficios sociales y económicos”.

“Leopold reconoció tales relaciones entre los depredadores y los ecosistemas, dijo Rizo, pero sus observaciones sobre ese punto fueron ignoradas durante décadas después de su muerte en 1948. …”

“La naturaleza está altamente interconectada”, dijo Rizo. El trabajo en Yellowstone y otros lugares muestra cómo una especie afecta a otra y otra a través de diferentes vías. Es humillante como científico ver la interconexión de la naturaleza”.

Mi comentario: Sólo si las personas detienen su búsqueda precipitada de consumo máximo y cambian a un consumo racional, es decir, en la medida de lo necesario, y aplican sus esfuerzos en todo lo demás para el desarrollo espiritual a fin de conseguir, incluso en este mundo, la eternidad y la perfección, sólo de esta manera saldrán de la crisis. De lo contrario, se enfrentan a un mal camino del sufrimiento hacia la misma meta.

(126297)

Material relacionado:
Una breve descripción del curso de educación integral: Economía de consumo responsable
Escapando de la sociedad de consumo
Consumo razonable

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: