Ahogándonos en la Luz de la bondad

Dr. Michael LaitmanSi quieren sentir un poco el estado espiritual, pueden imaginar que están ahogándonos en un mar de Luz  y que se quedaron sin oxígeno, como un pez que nada en el agua. La Luz Superior me envuelve por todos lados e inmediatamente responde de forma automática a cada uno de mis movimientos. Escasamente levanto una “mano” o un “pie” por ejemplo, el más leve movimiento en mi corazón, e inmediatamente convoco la reacción de la Luz Superior.

Así es como debo vivir  todo el tiempo, desde la mañana hasta la noche, desde la noche hasta la mañana, y sentir que estoy en el mar de la Luz Superior que llena toda la realidad. Esta es la única fuerza, “No existe nadie más aparte de Él”. Él es bueno y benevolente y responde a cada movimiento que hago para llevarme a la meta de la mejor forma posible.

Yo estoy en esta Luz, en cada movimiento de mis deseos: en el inanimado, vegetativo, animado y hablante, y así inmediatamente yo convoco una reacción de la Luz, tengo que tomar esto en cuenta.
(128426)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 2/21/14, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
En un mar de Luz
El cálido abrazo de la Luz
Una caja negra navegando en las olas de la Luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: