Amalek es arrogancia, menosprecio y orgullo

Dr. Michael LaitmanÉxodo (Tetzavé), “Luz y Sol”: Dice en el Midrash y dice Rashi (sobre Amalek), a quien conociste en tu camino, que se deriva de la palabra “frialdad”, lo que significa que pusieron a parte su amor y lo enfriaron, ya que inicialmente eran cálidos y entusiastas en su amor de unos hacia otros.

Y ¿cómo se enfriaron? Por medio de la arrogancia y el orgullo, porque Amalek significa arrogancia, menosprecio y orgullo. Lo principal que lo lleva a uno a amar a su amigo es cuando cada uno ve que es inferior y despreciable, que siempre busca fallas en todo lo que hace y ve la virtud de su amigo y de sus acciones y que él es mayor ante sus ojos, y que ama a su amigo y está unido a él.

Pero si piensa que él es mayor y siente orgullo, ve las fallas de su amigo por medio de esto y entonces lo odia, ya que a él le parece que su amigo está muy bajo. Amalek enfrió la calidez y el entusiasmo que Israel sentía anteriormente al amarse los unos a los otros.

La característica excepcional del deseo de recibir que se revela inmediatamente es el orgullo. La ira y la arrogancia son atributos adicionales. Pero el orgullo es especial, ya que este puede incluso revelarse de manera opuesta, cuando la persona está orgullosa de que se ha humillado a sí misma. Entonces el orgullo es el signo principal del deseo de recibir.

El orgullo no es sentir que soy más grande, más elevado y fuerte que los demás, sino pensar que en cualquier estado en el que me encuentre en la vida, hay alguien más que tiene que cambiar y no yo, es decir que algo que es externo para mí no tiene que cambiar y no yo mismo. Resulta que si veo algo negativo, yo le atribuyo esta deficiencia al Creador ya que sólo Él existe excepto yo.

Si la persona tiene un impulso o una inclinación de cambiar algo por fuera, esto es llamado orgullo y esto significa el deseo de recibir. Podemos aprender mucho de esto ya que hay algo para filtrar y aclarar en cada nivel.

Hay una percepción dividida: La manera en que me parece a mí y la manera en que les parece a los demás, como si yo existiera y ellos existieran y alrededor mío hubiera una gran mundo lleno de personas. Pero de hecho yo me comunico con mis propios atributos y no con los de los otros. Es aquí donde hay una apertura hacia otro nivel de percepción. Entonces la iluminación de Amalek, la cual es con el fin de recibir, que se revela más claramente como Hamán, en su último nivel, es una gran festividad para los judíos, es decir para aquellos que quieren alcanzar la unidad, unirse como una nación, porque este es el último obstáculo para alcanzar la unidad de todas las partes rotas del alma.

(130100De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 16 de marzo del 2014)

Material Relacionado:

¿Quién le gana a amalek?
La guerra contra amalek
Celebrando la victoria de la intención

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: