Cazadores del Creador

Dr.Michael LaitmanNo hay fuertes ni débiles cuando se trata del trabajo espiritual porque todos somos ceros absolutos. Debemos entender lo que significa un sistema integral. Ninguno de sus componentes tiene ningún significado por sí mismo. En su lugar, son totalmente dependientes de todos los otros.

Pregunta: Sin embargo, está dicho que sólo los fuertes y los héroes llegarán al palacio del Rey.

Respuesta: Ellos son fuertes porque trabajan constantemente en la construcción del sistema entre ellos con el fin de descubrir la fuente de la fuerza superior en la red entre ellos ¡Deben “cazar” al Creador!

Pregunta: ¿Cómo puedes aferrarte al trabajo espiritual si hay pensamientos que te distraen todo el tiempo?

Respuesta: Yo no necesito tomar en cuenta los que me sucede, dado que no conozco el plan superior, cómo me sacude, y qué obstáculos puede enviarme en cualquier momento o, a la inversa, qué formas de avance diferentes. Mi misión es aceptar todo esto y volverme más fuerte.

Escalo la montaña hasta el palacio del Rey. Sin embargo, de pronto, los guardias aparecen y me empujan hacia abajo y ruedo hasta el fondo una vez más ¿Debo calcular cómo me empujaron y por qué? Esos son deseos que se han revelado desde el siguiente nivel más elevado que no puedo clarificar. Sólo más tarde es que yo descubro que todo surge de la misericordia del Creador quien es benevolente. Mientras tanto, simplemente acepto lo que tengo, lo cual significa que justifico cada estado por encima de la razón, por encima de mi corazón y mente, y creo que me hace avanzar en la dirección correcta.

Así es como considero todo hasta el momento presente. De ahora en adelante, todo depende de mí, aun cuando nada depende de mí hasta ahora. Entonces, ¿cómo puedo estar seguro que de ahora en adelante todo depende de mí? Si me adhiero al Creador, puedo determinar la manera y la velocidad de mi avance. Sin embargo, los niveles reales y los estados por los que paso dependen de la Luz Superior y de mis Reshimot (genes espirituales) fragmentadas.

Mi lugar en la escalera espiritual, los estados y los niveles que debo atravesar ya están predeterminados. Lo único que no es claro es la manera mediante la cual paso por ellos y mi habilidad para querer avanzar en realidad a fin de otorgarle al Creador, que es el único factor independiente que tengo. Detenemos cada paso del camino hasta establecer la intención de deleitar al Creador en cada estado y en cada nivel.

Los niveles en sí mismos ya están predeterminados, pero el grado de su revelación depende de mi preparación. Cómo los realizo y a qué ritmo avanzo dependen de mi trabajo en el grupo. Esto determina cómo acepto el próximo nivel cuando se revela, cómo acepto la Luz Circundante, si la quiero o no. Ésta puede iluminar y revelar mis terribles deseos egoístas, pero yo los aceptaré gustoso.

Sin embargo, puede también ser lo opuesto: que yo no quiera esta revelación cuando las aflicciones de pronto me impactan. Es fácil hablar de ello, pero cuando todas las diez Sefirot se acercan a ustedes y encuentran en sí mismos un mundo oscuro rodeado por diferentes problemas y aflicciones, todo depende ya de su preparación.

Esta preparación les permite cambiar su actitud hacia los problemas y verlos de la manera exactamente opuesta. Por una parte, el mundo es simplemente terrible, y esto es en realidad lo que se revela en el próximo nivel, el cual le añade cada vez más Aviut (grosor) nuevo a mi deseo. Entonces, descubro el mundo de “el bueno y el completo”, y me doy cuenta de que todas las aflicciones se me dieron sólo para que pudiera ascender.

Cuando algún estado difícil se termina, nos damos cuenta de cuánto hemos ganado, aun cuando parece muy desagradable al principio. Es imposible “despertar el amanecer” si nosotros no alcanzamos un estado en el cual la Luz y la oscuridad son iguales. No me importa qué estados vienen, si son placenteros o desagradables. Estoy de acuerdo en detenerme a mitad del camino y no alcanzar nada, siempre y cuando yo deleite al Creador y tal vez, sin ser siquiera consciente de ello.

¡Incluso esto es demasiado! Es suficiente con pensar que me preocupo un poco por Él. Esta es la delgada línea entre este mundo y el mundo por venir.
(129441)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 3/9/14

Material relacionado:
Disposición para la oscuridad del nuevo nivel
Midiendo el mundo perfecto con una regla curva
Si no hay alegría significa que no hay fe

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta