Dando lo más preciado

Dr.Michael LaitmanLa Torá, “Éxodo” (VaYakhel), 35:22: Hombre y mujeres, todos aquellos de corazón generoso, todos aquellos que quiere hacer una ofrenda de elevación de oro al Señor, vinieron y trajeron broches, pendientes, anillos y brazaletes, objetos de oro de todo tipo.

Una donación se refiere a quitar de nosotros mismos lo que es querido para nuestro ego. Estas son las “joyas” que tenemos que sacrificar con el fin de hacer de ellas la parte común del alma donde puede entrar la Luz.

La palabra sacrificio se deriva de la raíz “cerca” en hebreo, acercarse. Esto significa que por una parte, nosotros quitamos esto de nuestro ego y por otra parte, nos acercamos al Creador.

Nuestra misión es preparar la condición para que la Luz se revele dentro de nosotros en la parte central en la que todos nosotros nos conectamos. Al rechazar al ego, nos acercamos sólo por medio de nuestras partes altruistas, por medio de nuestro corazón dispuesto, lo que significa sólo por medio de la parte que puede entrar en contacto con los demás.

Dado que la parte central está por encima del ego, resulta que tenemos partes egoístas separadas y una parte común altruista donde  nos unimos. En el séptimo día de la corrección ésta llega a ser un todo general y por lo tanto se completa la corrección.

Pregunta: ¿Qué quiere usted decir cuando dice: “Piensen en el centro del grupo, conéctense en el centro del grupo“?

Respuesta: Significa que ustedes deben dar lo más preciado y pasarlo al centro del grupo. ¡La persona no se arrepiente de invertir algo, pero cuando tiene que dar una donación a la caja colectiva para que llegue a ser de propiedad de todos, la persona siente que pierde algo: no puede soportarlo! Puede, por ejemplo, gastar mucho dinero fácilmente en un restaurante, pero cuando tiene que dar una pequeña parte de ese dinero para un negocio en compañía, su mano tiembla.

Aquí operan distintas fuerzas. ¡No se trata de que la persona sea tacaña sino que simplemente no pude hacerlo, puesto que darles a los demás está en contra de su naturaleza básica! Es sólo bajo la influencia de la Luz que la persona cambia gradualmente, pero en general es muy difícil. Yo veo a mis discípulos pasar por esto y también lo sentí en mí.

Mientras más ascienden, más difícil es dar el Maaser como parte de ustedes, de tal forma que este pueda mezclarse en los demás. Por una parte, parece que entienden más, que son más conscientes y que ya tienen algún sustento, alguna confianza, pero por otra parte, se hace cada vez más difícil. Esto se debe a que el ego no desaparece. Ustedes trabajan constantemente en él y este sigue creciendo cada vez más.

Por lo tanto nosotros alcanzamos gradualmente el atributo de un sacerdote, cuando nos quedamos sin nada. ¡Esto significa que tenemos el mundo entero y tenemos que darlo todo! Estos son niveles muy elevados.

Pregunta: ¿Cuál es el significado del séptimo milenio en relación a la conexión en el centro del grupo?

Respuesta: El séptimo milenio es la conexión general en la que todos se unen como las joyas de oro que están mezcladas en la vasija. Ellas burbujean, brillan y se convierten en un todo. Entonces por encima de esto empezamos a alcanzar al Creador, el octavo, noveno y décimo milenio.
(130901)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 10/10/13

Material relacionado:
Porque un justo cae siete veces, y vuelve a levantarse
Un centro para todas las inversiones y esperanzas
El Tabernáculo es el lugar de nuestra vida espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta