El Ari comenzó el proceso de corrección

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, Introducción al libro Panim Meirot uMasbirot, sección 8: De hecho, ese hombre de Dios, nuestro Rav Isaac Luria, nos turbó y nos proporcionó la mejor forma posible. Él hizo más milagros que sus predecesores, y si yo tuviera una lengua que alaba, quisiera alabar aquel día en que su sabiduría apareció casi como el día en que se entregó la Torá a Israel… No hay suficientes palabras para medir su santa obra en nuestro favor. Las puertas del alcance estaban cerradas y aseguradas, y él vino y los abrió para nosotros… Ustedes encontrarán a alguien de treinta y ocho años de edad, quien superó con su sabiduría a todos sus predecesores a través del genio y a lo largo de todos los tiempos. Todos los ancianos de la tierra, los pastores valientes, amigos y discípulos del sabio Piadoso, el Ramak, estaban ante él como discípulos ante el Rav…. Todos los sabios de las generaciones siguientes hasta la fecha, sin faltar ninguno, han abandonado todos los libros y composiciones que lo preceden, la Cabalá del Ramak, la Cabalá Primera y la Cabalá de los Genios, bendito sea el recuerdo de todos ellos. Ellos han unido su vida espiritual única y exclusivamente a la Sabiduría Santa.

Baal HaSulam sabía cuán necesario es bendecir y honrar al Ari quien reveló la sabiduría de la Cabalá para nosotros. Gracias a él, tenemos la posibilidad de elevarnos del nivel bestial para alcanzar el nivel de Adam (hombre), de aquel que es semejante al Creador. Si no fuera por el Ari, nosotros realmente habríamos carecido de los medios para hacerlo. Fue él quien nos salvó de una simple existencia bestial sólo de vida y muerte.

No hay cabalista más cercano a nosotros, que nos haya ayudado tanto, de entre todos los que existieron antes y después de él. Todos los libros que se escribieron antes de él eran sólo una preparación para su revelación. Todo lo que se hizo después de él se deriva de su revelación. Por tanto, el Ari simboliza realmente el comienzo de la era de la salvación.

El Ari hizo la mayor revelación que era posible hacer. Él se elevó de entre el exilio y desarrolló una nueva forma de corrección del mundo, es decir que comenzó el proceso de corrección. El exilio terminó junto con el Ari y comenzó el período de corrección.(130682)
De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 3/17/14, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
El ARÍ, Rav Isaac Luria: El hombre celestial
Recordando al Arí
Reglas espirituales difíciles

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: