El humilde atributo del otorgamiento

Dr. Michael LaitmanLa Torá, “Éxodo” (Ki Tissa), 34:29: Entonces Moisés descendió del Monte Sinaí. Y al descender Moisés de la montaña sosteniendo las dos tablas del Pacto… Esto nos habla acerca del descenso de Moisés de regreso a Maljut. Después de haber recibido la Luz y el poder para trabajar con el deseo egoísta, con el ser creado, él desciende con el fin de comenzar su corrección.

La Torá, “Éxodo” (Ki Tissa), 34:29: …Moisés no estaba consciente de que la piel de su rostro era radiante, ya que él había hablado con Él. Moisés no sintió que estaba lleno de Luz de Jojma que ilumina en Jassadim. La persona no siente el nivel en el que está, porque vive en este y sólo puede sentirlo cuando asciende o desciende en relación a cierto entorno. Al igual que un bebé que puede crecer y volverse un hijo del rey o el hijo de un indigente, pero aún no se da cuenta de su estado. La persona también mide su nivel sólo en comparación con otros.

Así, Moisés no siente que él haya adquirido el nivel de Bina. El punto es que cuando la persona desciende del nivel de Bina con el fin de comunicarle al inferior la Luz superior, ella no siente que lo que les trae a ellos como su inmensa ganancia personal, es una pesada carga, porque ella lo hace por ellos.

Esto significa que el AHP aparece desde Bina sólo con el fin de darle al inferior. Entonces la persona siente que está en el atributo de otorgamiento, pero no siente hasta qué grado este atributo se revela en ella de tal forma que le da físicamente la Luz que surge de ella al inferior. Esto está por debajo de su nivel, dado que ella está en el nivel de Bina, lo cual es caracterizado por “no tengo nada y no necesito nada”.

Pero cuando comienza a descender con el fin de comunicarle todo al pueblo, él toma consigo tanto como ellos necesitan, pero él no está incluido en este agregado. El atributo de Bina anula el orgullo; hay una auto anulación completa, y entonces la persona no siente su estado.

La Torá, “Éxodo” (Ki Tissa), 34:30: Aarón y todos los israelitas vieron que la piel del rostro de Moisés era radiante; y ellos se contraían al acercarse a él. El brillo es la iluminación que sólo puede recibirse en el atributo de otorgamiento. Pero éste ahuyenta al pueblo de Moisés porque ellos aún no tienen este atributo.

Ellos no pueden asemejarse a él, entonces se retiran de él porque todavía no tienen medios de corrección. Esto es lo que sucede hoy. Nosotros tenemos que cambiar, ¿Pero cómo y hacia qué?

Ahora ya comenzamos a caer en cuenta que si continuamos tratándonos de forma egoísta entre nosotros, no sobreviviremos ¿Pero cómo podemos cambiar y es eso posible? La sabiduría de la Cabalá responde esta pregunta porque es el método para atraer la Luz de corrección.
(130521)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 9/30/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: