El secreto de las personalidades puras

Dr. Michael LaitmanEl valor inverso de las Luces y vasijas es una ley que opera y existe desde el principio del mundo hasta su final.  Este surge del hecho de que mientras más grande y tosca sea la vasija, el deseo, más grande es la Luz que se descubrirá en ella. En otras palabras, la Luz se revela en la parte pura mediante la parte tosca.

La parte pura y transparente desde la cual las vasijas comienzan a crecer es Keter. La parte tosca de la vasija es llamada Maljut, entonces Maljut determina el tamaño de la Luz que estará en Keter. Esta ley es idéntica en todas las diez Sefirot de todo: de una pequeña célula, de alguna parte del mundo, o de toda la realidad.

Existen en realidad dos leyes en la ley del valor inverso de Luces y vasijas:

  • Una ley es que yo descubro al Creador de acuerdo al tamaño de mi vasija, deseo. Esto significa que descubro los sabores de la comida de acuerdo a mi hambre.
  • Segunda, existe una ley de equivalencia de forma: mientras más pura sea mi vasija, mayor equivalencia de forma con una Luz más grande y más elevada.

Resulta que tengo una parte tosca de la vasija mediante la cual atraigo y descubro las Luces, y existe una parte pura de la vasija mediante la cual siento todas esas Luces. Esto lleva a muchos resultados diferentes en este mundo, los cuales nos confunden totalmente.

Con el fin de lograr algo elevado en el arte por ejemplo, las personas necesitan mucha dedicación, mientras son muy duras, toscas, físicas. Al mirarlas desde un costado, parece que flotan en algunas esferas superiores, pero en realidad son personas bastante “pesadas”.

“Él que es más grande que su amigo, su deseo es aún mayor”. Esto surge del valor inverso de las Luces y las vasijas, incluso aquí en el mundo corporal. Con el fin de alcanzar algo sublime y puro, ustedes tienen que pasar por todo en la vida, y sólo entonces serán capaces de crear alguna elevada obra de arte. Tienen que “enlodarse” grandemente, y como resultado, pueden llegar a la cima.

Entonces cuando nos familiarizamos con las personalidades puras, descubrimos algo totalmente diferente, ya que ellas lo contienen todo. Así, la pureza y el Aviut (espesor) están conectados porque la relación entre algo a partir de algo y algo a partir de nada es inversa. Por una parte, algo a partir de algo tiene que presentarse, y por otra parte, algo a partir de nada tiene que revelar su esencia y el polo opuesto que le falta. Así es como alcanzamos la espiritualidad.

Nosotros seguimos avanzando, ensuciándonos más, cayendo en el lodo, todas las generaciones ruedan por el abismo, y esto es en realidad lo que nos prepara para el alcance más puro. De acuerdo a algo a partir de nada, yo descubro la Luz de acuerdo al Aviut de mi deseo, y de acuerdo a algo a partir de algo, descubro la Luz de acuerdo al nivel de mi pureza. Por lo tanto hay dos partes en mi deseo: la parte tosca que atrae la Luz y la parte pura que recibe la Luz.
(128525)
De la 2° parte de la Lección diaria de Cabalá del 2/27/14, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: