Euromaidán: América vs. Europa, causa estragos en el estado

La actual Ucrania es un vínculo, un puente entre Europa y Rusia. Pero a los EE.UU. no le gusta la unificación entre Europa y Rusia, y hace lo necesario para que esto no suceda…

Extractos de la entrevista del periodista de Open TV Anton Baranov con el Dr. Michael Laitman, director de la Academia Internacional de Cabalá:

El proceso de Ucrania no se detendrá, y es muy similar a la “primavera árabe”. Estamos hablando de un proceso administrado preestablecido que se ajusta a la tendencia general del desarrollo egoísta humano.

En general, hay dos fuerzas: una tiene por objetivo la unificación, y la otra la división. La primera fuerza incluye los intentos por crear una zona común de Europa, Rusia y China, así como Japón. Pero, en cierto modo, esto es contrario a los deseos y aspiraciones del gobierno de EE.UU. Esto va en contra de eso. En el peor de los casos, esta confrontación podría llevar a guerras mundiales.

Las tendencias actuales no producirán nada bueno. En cualquier país esto no conduce a nada bueno. Los ciudadanos comunes son esclavos. Y la fuerza que los controla, los lleva en primer lugar al caos. Lo mismo fue organizado en el Medio Oriente.

Nada sucede por sí mismo. Los EE.UU. actúan en contra de Europa. Después de todo, Europa se ha unido para oponerse a los EE.UU., aunque no hasta la independencia plena, sino hasta cierta autodeterminación.

Hoy en día, hay una necesidad de la unificación de Europa a través de Ucrania con Rusia. Por lo tanto, Ucrania se ha convertido en un punto álgido; no habrá unificación sin ella. Compuesta de dos partes, el pro-occidentales y los pro-rusos, ésta puede convertirse en el “puente”.

– Los estadounidenses están muy temerosos de esto. Porque entonces surgirá un espacio geopolítico unificado; éste también incluye a los países árabes, y los EE.UU. perderán el mundo entero. Por lo tanto, es muy importante no dejar que Ucrania se convierta en un vínculo entre Europa y Rusia.

Si las fuerzas que rigen el proceso han sublevado a la gente, Ucrania tendrá como objetivo la separación. No es por casualidad que hoy en día las grandes contradicciones históricas que no han sido corregidas y yacen latentes en el interior hasta que el “absceso” no abra, estén siendo expuestas…

Como resultado de ello, nosotros debemos darnos cuenta de que el egoísmo es nuestro principal enemigo. Debido a este no podemos llegar a ningún acuerdo, no podemos deshacernos de las crisis. El egoísmo es nuestra naturaleza, y nos “destruye”.

Hoy en día, el mundo no encuentra puntos de conexión, aunque aparentemente éste ha aprendido de la amarga experiencia de las guerras del siglo pasado. La “Edad de Oro” ha terminado, y no hay una solución. Todos saben que uno tiene que ser integral, como la naturaleza, que la salvación está sólo en la unidad, en afrontar juntos los problemas, pero, de hecho, incluso Europa es incapaz de ello, a pesar del hecho de que aparentemente creó un espacio común.

Debemos elevarnos por encima de nuestra naturaleza egoísta, y de hecho tenemos las herramientas adecuadas. Sólo entonces seremos capaces de resolver los problemas integrales globales de la manera adecuada, integral, en conexión mutua. De todos modos, nuestro futuro está en esto.

Bien, hoy nuestra oposición a la fuerza unificada de la naturaleza se manifiesta en la decadencia de la familia, en los diversos conflictos. El problema es que dejamos que nuestro egoísmo nos gobierne.

Y ahí radica la necesidad histórica, nosotros tenemos que reconocer el mal del egoísmo. Sólo entonces podemos llegar a la conclusión de que tenemos que cambiarnos a nosotros mismos, que el problema está en el ser humano, en cada uno de nosotros, en todos los siete mil millones, y en ninguna otra cosa

Por lo tanto, sólo al elevarnos por sobre los desafíos de nuestro problema común en una declaración de guerra contra el egoísmo como el peor enemigo, se nos permitirá unirnos y crear un mundo completamente nuevo.

El método correcto de encontrar la futura forma del estado, del pueblo, del mundo, es una discusión mutua, sin quejas y reclamos viejos, sin volver al pasado. Cualquier militancia será impotente contra este ascenso general hacia una comprensión. De hecho, la verdadera unidad nos da la fuerza que yace por encima del nivel del egoísmo habitual.

Esta es la forma en que operamos en Israel en el 2011, cuando los estadounidenses trataron de iniciar aquí un proceso similar, con la participación de las masas.

El buen ejército anti egoísta libera los lugares de reunión de las personas no con armas, sino con mesas redondas en las que todas las partes, sin excepción, se sientan y resuelven los problemas de acuerdo al método anti egoísta.

Estamos totalmente interconectados en un solo mundo. Sin importar cuántas veces “juguemos” a las estrategias políticas y otros juegos, nuestra conexión sólo crece, mostrando una mayor interdependencia de los pueblos, naciones, países, así como nuestra dependencia del entorno.

De hecho, estamos en una esfera cerrada que nos afecta a todos a través del principio de unidad. Sin embargo, nuestro egoísmo se opone a esto; por el contrario, él nos divide, literalmente, nos destroza. Por lo tanto, hoy en día se manifiesta el antagonismo entre la naturaleza y nuestra naturaleza.

Es por eso que la naturaleza nos lleva a la integración por medio de métodos duros. Toda la historia del siglo 20 lo demuestra.

Hoy en día, nos guste o no, ya es imposible jugar al proteccionismo. Una buena conexión no es un buen lema, sino una urgente necesidad, derivada de todos los estudios, de todos los hechos. El mundo es integral; nosotros no lo somos. Por lo tanto, tenemos que cambiar.

(128304)

Material relacionado:
La guerra del medio oriente se moverá por todo el mundo
El plan de Obama para destruir a Israel
¿Será Israel el próximo e caer victima de los “Negocios Revolucionarios”?

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: