Gratitud a los maestros que nos salvan de una vida infernal

thumbs_laitman_919Baal HaSulam, “Introducción al libro Panim Meirot uMasbirot”, sección 8: Por lo tanto, ven y ve cuán agradecidos debemos estar con nuestros maestros, que nos imparten sus sagradas Luces y dedican sus almas a hacerles el bien a nuestras almas. Ellos están en el medio entre el camino de los duros tormentos y el camino del arrepentimiento.

Ellos nos salvan del inframundo, el cual es más duro que la muerte, y nos adaptan para que alcancemos los placeres celestiales, la sublime bondad y placer que es nuestra porción, dispuestos y esperándonos desde el principio, como hemos dicho antes. Cada uno de ellos opera en su generación, de acuerdo al poder de la Luz de su Torá y santidad.

Es difícil describir qué hubiera ocurrido si los cabalistas no nos hubieran preparado ni entregado la sabiduría de la Cabalá con todas las preparaciones y correcciones que ellos hicieron en el sistema superior, cuya esencia ni siquiera conoceríamos aún, si ellos no hubieran escrito todos los libros para nosotros. Es como un bebé nacido en el mundo de hoy en un hospital con todo el equipo médico más moderno.

Una multitud de instrumentos monitorean su salud y la salud de su madre, para que el proceso de nacimiento sea mucho más fácil de lo que era hace cien años. Qué maravillosa comida y tratamiento han sido creados para él, todo lo posible. Y después de eso, él va al jardín de niños, a la escuela elemental, y a la universidad, y es educado. El mundo se tomó esta molestia durante miles de años para darle a la persona nacida hoy todo lo mejor para su desarrollo.

Pero el niño que nace no lo entiende ni es consciente de esto. Así también les parecemos a los cabalistas que prepararon la corrección de los sistemas de los mundos para nosotros y quienes a través de su corrección elevaron Luces en él, de abajo hacia arriba, hasta el nivel más elevado. Es la misma forma en que un bebé recién nacido obtiene todos los servicios en un mundo seguro y garantizado que está listo para aceptarlo y darle lo mejor de todo.

Está aún por revelársenos cuán grandes y poderosos sistemas prepararon los cabalistas para ayudarnos a nacer en el mundo espiritual. Y ellos además escribieron libros para nosotros a través de los cuales podemos estudiar y despertarnos. Todo ha sido hecho gracias a esos grandes Tzadikim (justos). Sin ellos no seríamos capaces de salir hacia el mundo espiritual.

Adam HaRishón y Abraham podían hacer esto por sí mismos, dado que eran almas muy refinadas. Por lo tanto podían descubrir al Creador sin trabajo previo en un grupo ni sufrimiento, sino sólo gracias a las refinadas almas que funcionaban dentro de ellos. Pero en nuestro estado, con nuestro denso ego, al final de los seis mil años, nosotros no podemos acercarnos a la espiritualidad sin la ayuda de ellos.

(129987 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/14/14, Escritos de Baal HaSulam)

Material relacionado: 

El desacuerdo interno con el maestro conduce al distanciamiento externo
¿Cómo puedo medir cuán cerca estoy del maestro?
Intentos desesperados por descifrar al rav

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: