Maná del cielo

dr.laitamnPregunta: ¿Cómo recibieron los hijos de Israel que atravesaban el desierto el “maná de cielo” y fueron alimentados por este?

Respuesta: Ellos encontraron nuevos retos y problemas cada vez, mientras revelaban cada vez más su inclinación malvada, y entonces tenían por qué orar y qué aclarar.

Primero, tenemos que sentirnos mal y cuando se revela el mal comenzamos a preguntar y a aclarar por qué nos sentimos mal. Desde dentro de su ego, la persona comienza a clarificar por qué se siente mal y quiere eliminar la fuente de la maldad.

Si ella está lo suficientemente desarrollada, comienza a preguntarse acerca de la fuente de la maldad, acerca de la causa del mal, acerca del propósito de la maldad. Esto surge del hecho de que ya está conectada con la fuerza superior mediante cierto sentido interno. Su deseo de recibir ya ha llegado al cuatro nivel de Aviut (espesor) de la aclaración. Entonces ella siente que está conectada con la fuerza superior mediante el destino. Es por esto que los astrólogos, los clarividentes y otros son tan populares en estos días. Todo esto surge de la misma razón, como material de desecho de la búsqueda correcta.

Avanzamos en el desierto y descubrimos nuevos problemas y dificultades que están conectados con la fuerza superior a través de un punto llamado Moisés. Esto significa que ya existe un sistema que pertenece a la santidad que incluye acciones de  estudio y de diseminación para conectarnos con el Creador.

También existe un sistema corrupto, este mundo, el cual queremos conectar a nosotros, y entonces salimos al público. Según la medida en que salgamos al mundo, podemos corregirnos. Pero sin diseminación no podemos corregirnos de ninguna manera. Es gracias a la diseminación que avanzamos en el desierto junto con todos nuestros grupos.

Gracias al hecho de estar en el proceso de estudio y diseminación, cada uno comienza vivir cada vez más mediante su plegaria, mediante su petición al Creador a través del grupo. De esta forma él siente que esto lo revive y a eso se le llama MAN. MAN significa que ustedes se adhieren a la fuerza de otorgamiento y quieren estar en ella.

No anhelan llenar sus vasijas de recibir, sino que quieren permanecer totalmente en la petición, en dar. Se les dan esos poderes para que puedan elevar el MAN, el cual es una petición para permanecer en el desierto y no demandar nada sino la oportunidad de acudir al Creador en cualquier situación.

Este es el trabajo de aclaración en el desierto y ustedes viven por medio de este trabajo. No tienen nada ni necesitan o quieren nada. Gradualmente comenzamos a sentirlo. Este se le describe a la persona sólo después de un tiempo muy largo, dado que requiere de un cambio interno de sus sistemas, del sistema de su alma. Gradualmente ella acepta cada vez más ser parte de esas imágenes.
(129210)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 3/6/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta