No más representaciones teatrales

Dr. Michael LaitmanPregunta: El tiempo de Mordejai y Ester fue el más alto Zivug, que corresponde al final de la corrección. ¿Qué hay que hacer con el fin de lograr nuevamente este mismo estado?

Respuesta: Tenemos que vivir a través de todas las acciones materiales que tienen raíces espirituales.

Allí estaban todos estos eventos: la antigua Babilonia, la esclavitud egipcia, el deambular por el desierto, la entrada en la tierra de Israel, la construcción del Primer Templo y su posterior destrucción, el exilio de Babilonia, la construcción del Segundo Templo, su devastación y el exilio, todos estos hechos tuvieron lugar por una razón. Ahora, estamos acercándonos al final.

Los eventos de Purim ocurrieron durante el exilio babilónico. Desde la destrucción del Primer Templo, nosotros perdimos la Luz de Mojin de Jaya que estaba incluida en la Reshimo. Esta Luz estaba dormida y fue imposible despertarla. Ella se despierta sólo como resultado de la acción llamada Purim, sólo bajo su influencia.

Debido al hecho de que los judíos ganaron la guerra de Purim, ellos fueron capaces de revelar la raíz superior. Ahora, tenemos que repetir esta acción a escala mundial. Si no fuera por la necesidad de corregir al mundo entero, construiríamos un templo en la tierra de Israel con nuestro deseo llamado Isra el (Yashar Kel, directamente hacia el Creador). Estamos hablando sólo acerca de la espiritualidad, no de la materialidad. En el momento de la corrección final, los niveles inanimado, vegetativo, animado, y hablante se incluirán en un grado espiritual.

Además del pueblo de Israel, también existen las naciones del mundo, y ellas no son capaces de conectarse directamente con la espiritualidad. Es por eso que el pueblo de Israel fue exiliado y tuvo que difundir entre ellas. Durante el último exilio nos mezclamos con las naciones más distanciadas del mundo. Como si se tratara de naciones cercanas, nos mezclamos con ellas durante los exilios anteriores. La conexión principal ocurrió entre persas y nuestro pueblo durante el exilio babilónico.

Reina Esther es un personaje histórico real. Su hijo, Koresh, ayudó a construir el Segundo Templo. Él les dio dinero a los judíos y los trajo de vuelta a la tierra de Israel. Él también ayudó a reconstruir todo el país e invirtió mucho en su resurrección.

Todos los acontecimientos deben ser revelados al mundo como ramas que se originan a partir de raíces espirituales. Hoy en día, llegamos a la época de la liberación completa. Es por eso que nunca habrá una nueva reina Ester, Asuero, Hamán, todos ellos fueron personajes materiales que participaron en una representación teatral. En este momento, sólo están actuando las fuerzas espirituales que aún no han sido discernidas.

Estas fuerzas espirituales están separadas de la materialidad, es por eso que es incorrecto afirmar que los iraníes modernos son los mismos babilonios antiguos que fueron nuestros enemigos en algún momento. ¡No, en absoluto! Tenemos que tener una visión más amplia. Cualquier parte del mundo es la tierra de Israel, Babilonia, Egipto, etc. No debemos mirar el mapa, sino la naturaleza humana. Hoy en día, estamos en el estado del último exilio que sólo se ocupa de la espiritualidad, porque en este momento el mundo se ha vuelto global, como una sola familia.

Todo se trata sólo de un deseo. Debemos dividir este deseo general en los niveles inanimado, vegetativo, animado, y hablante. Tenemos que filtrar estos niveles para que cada vez consideremos las cosas de acuerdo a nuestro paso actual, sin conectarlo con la corporalidad. No hay materialidad. Todo está determinado por el deseo.

Es por eso que Purim, Mordejai, Ester y Asuero nos hablan sólo de caminos espirituales. Las fuerzas espirituales son la única cosa que debemos considerar en este mundo corporal.

 (130126)
De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 3/18/14, Escritos de Rabash

Material relacionado:
La historia de Purim: la revelación de lo oculto
Sintiendo purim
Haman y Esther: los dos deseos de recibir

                                     

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta