Nacimiento, amamantamiento y edad escolar

Dr. Michael LaitmanRabash, artículo “La copa de bendición debe estar completa”: En el estado de Ibur (gestación), el nivel superior corrige a la persona. Uno es como un feto en el vientre de su madre, que se anula a sí mismo por completo ante su madre, sin opinión propia, y “consumiendo lo que come su madre”.

La auto anulación continua ante el superior, el avance constante, la superación de la resistencia interna, el permitir que el superior actúe como quiera, hacen parte de un trabajo muy duro.

Es realmente difícil auto anularse constantemente ante el superior en todo lo que nosotros atravesamos, en cualquier situación que experimentamos. En realidad, es casi imposible. Sin embargo, uno aplica un gran esfuerzo, empuja los límites, irrumpe; no obstante, intenta una y otra vez. Uno se involucra al máximo fortaleciéndose a sí mismo reponiendo la energía desde su entorno, y gracias a esto, en particular, se rompe su corazón y grita pidiendo ayuda desde Arriba. Entonces, el superior le ayuda a anularse a sí mismo y a entrar en el estado de feto.

Un estado de feto tiene una duración de nueve meses. Cada vez se revela dentro de la persona un mayor egoísmo, el deseo de recibir, que ella tiene que superar una y otra vez, hasta que este período haya terminado, nazca, y pase al estado de Yeniká (amamantamiento, extracción del sustento).

En el estado de amamantamiento uno ya está familiarizado con el superior, pero eso no quiere decir que el propio estado sea más fácil. En este punto, se revela un mayor egoísmo. Uno tiene que aceptar incluso más fuertemente el poder del Creador, su grandeza, el gobierno superior, y la supremacía de la fuerza de otorgamiento por encima de sus deseos egoístas.

Todo lo que se esperaba que uno hiciera como feto era que se auto anulara. Esto no quiere decir que uno actúe sin pensar o que no sienta nada. En esta etapa, todavía reconoce los gustos y pensamientos con respecto a cuales son auto anulación. En la etapa de amamantamiento, uno tiene que tomar parte en el propio avance y crecimiento mediante la toma de decisiones con respecto a si aceptar o no el sustento. Uno tiene que aceptar voluntariamente que toda la vida de uno está en la “leche” (la Luz de Jassadim) y que uno no necesita nada además de ésta, rechazando así el estado de Gadlut (grandeza). De esto se trata nuestro avance espiritual.

La evolución de un feto espiritual y más tarde de un niño recién nacido son períodos de tiempo muy intensos. Como en este mundo, la persona crece rápidamente transformándose desde “cero” en un pequeño bebé. Luego, durante los dos primeros años de amamantamiento materno, uno se transforma de un bebé recién nacido que no sabe nada acerca de la espiritualidad, en un niño de dos años de edad que camina, piensa, habla e interactúa con el superior.

Después de concluido el período de amamantamiento, el niño continúa creciendo de forma similar al superior. Cuando un niño deja la auto anulación ante el superior, comienzan los años escolares. Estas son las etapas del crecimiento espiritual humano que todos sin excepción estamos enfrentando.

(127220)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 2/11/14

Material relacionado:
Todo nivel comienza a partir de Ibur (gestación)
Evolución espiritual: de embrión a ser humano
Anulándome por primera vez

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: