Revelando la Luz del amor

Dr.Michael LaitmanComo resultado de la ruptura de las vasijas, entendemos que debemos regresar al estado que precedía a la ruptura. Al elevar MAN desde el estado roto,  nosotros nos ejercitamos y expandimos nuestras vasijas 620 veces. Luego alcanzamos el estado corregido equipado con tal intensidad, como resultado de nuestro esfuerzo, que podemos revelar la Luz en todo su NRNHY, lo cual es la meta de la creación.

El Creador quiere que nosotros revelemos Su atributo de amor y otorgamiento, y no solamente que probemos una gota de Su llenado. Es como un bebé que recibe 100 gramos de papilla de su madre y a la vez en realidad también recibe todo el amor y cuidado que su madre siente por él.

Debido a que fuimos creados con un deseo de recibir, no podemos probar nada más que una diminuta chispa, “una vela delgada” de toda la Luz. Esto en realidad es suficiente con el fin de estar en contacto y de alguna manera conectados con el Creador. Pero todo el resto es la Luz de amor, la Luz de otorgamiento, nuestra actitud de unos hacia los otros. De acuerdo a la ley de equivalencia de forma, tenemos que alcanzar la misma actitud hacia el Creador con el fin de revelar Su actitud hacia nosotros.

Por esta razón se nos dio la ruptura de las vasijas para que descubramos y revelemos este estado roto y desde éste, descubramos el estado corregido. Entonces seremos capaces de entender la actitud del Creador hacia nosotros. Entonces todo nuestro trabajo está enfocado en la conexión entre nosotros, y así, por encima de la ruptura, descubriremos las relaciones correctas de amor y otorgamiento en vez de la separación y el odio.

El Creador es el atributo de amor y otorgamiento que se revela dentro de la vasija, en el deseo. Este atributo se revela entre nosotros porque el amor no puede existir en la persona sino que tiene que ser direccionado hacia alguien. Nos involucramos en la revelación de este atributo y tenemos que establecer las mismas relaciones entre nosotros.

En primer lugar no sentimos nada entre nosotros, ni relaciones buenas ni malas, pero empezamos a trabajar en ellas al evocarnos unos a otros. Entendemos que la persona nunca despertará el amor, el otorgamiento y la conexión por sí misma. Ella tiene que ser despertada; mostrársele un ejemplo: la envidia, lujuria y honor deben ser encendidos; ella debe respetar abiertamente a aquellos que se relacionan bien con los amigos y mostrarle a todos su amor, otorgamiento y preocupación.

Nosotros debemos envidiar realmente a aquellos que se comportan de esta manera en el grupo, debemos querer ser como ellos, y respetar este comportamiento. Resulta que la persona empieza a despertar, y de Lo Lishmá (no para Su beneficio) y distintas acciones con la intención correcta, ella debe aprender simplemente de los demás y alcanzar Lishmá (para Su beneficio). En lugar de la dureza de corazón, debe estar siempre por encima de los desacuerdos, de los distintos problemas y conflictos entre los amigos mostrándoles a todos cuán fuertemente anhela el amor y la conexión. Todo lo que alcanzamos por medio de la Luz que Reforma son los niveles de conexión, los estados que existieron antes de la ruptura.
(1298548)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 3/13/14

Material relacionado:
¡El tren no va a esperar!
Un error intencional organizado desde arriba
Ruptura en aras de la vida 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta