Sólo existirá el lenguaje del otorgamiento

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué el nivel humano es llamado el nivel hablante?

Respuesta: Los animales no sienten ninguna necesidad por un lenguaje como lo tenemos nosotros, dado que poseen conexiones naturales entre  ellos y están completamente satisfechos.

El lenguaje humano que hemos desarrollado con el fin de comunicarnos tiene dos formas. La primera es la forma santa de otorgamiento que se usa con el fin de comunicar las relaciones en el sistema de otorgamiento que está por encima del sistema de recepción. Este es un sistema de fe por encima de la razón. Existe también el lenguaje de la parte posterior que fue desarrollado tras la destrucción de la torre de Babel, y es el lenguaje de recepción en el cual la persona no entiende a los demás.

¡Nuestro nivel es llamado el nivel del hablante porque hablamos y no nos entendemos unos a los otros! Pero existe un pequeño grupo de personas que si tratan de entenderse unas a las otras al usar un lenguaje llamado el lenguaje santo, el cual se comunica de corazón a corazón, gracias a la conexión de los corazones.

Primero hubo un lenguaje principal en la antigua Babel, el arameo. El lenguaje hebreo ha estado en uso desde el tiempo de Adam HaRishón (primer hombre). No sabemos quién lo precedió a él. Entonces los lenguajes escrito y hablado surgen del alcance al que llegaron los cabalistas. Las personas hablan diferentes lenguajes en su vida diaria; simplemente acuerdan usar ciertos sonidos con el fin de indicar determinados objetos y fenómenos, como animales que gruñen. Pero el lenguaje real comenzó a desarrollarse desde el tiempo de Adam HaRishón, y fue el hebreo. Más tarde se desarrolló el arameo, como una forma opuesta del hebreo, como dos lados del mismo fenómeno. Esos lenguajes, los cuales hablaban los cabalistas, fueron un resultado del alcance superior, mientras que las personas ordinarias hablaban con el fin de expresar sus necesidades.

Cuando los hijos de Israel abandonaron Babel tomaron el hebreo y el arameo con ellos. Todos los otros pueblos se dispersaron por todo el mundo y desarrollaron sus propios lenguajes de acuerdo al lugar donde se establecieron.

Después de todo, no se trata sólo de un lenguaje. El deseo de disfrutar, el Masaj (pantalla) y la Luz que Retorna, el deseo de otorgar, los estados corruptos y corregidos todos construyen el lenguaje de la comunicación interna entre nosotros. Cuando unas personas llegaron a Inglaterra, algunas a Alemania, algunas llegaron a Francia, como nos dice Flavio Josefo de una manera pintoresca acerca de la dispersión de los Babilonios por todo el mundo, sintieron que debían hablar de una manera específica de acuerdo a su grupo y su localidad, dado que era una expresión de un deseo específico, de un estado específico. Entonces cada grupo desarrolló su propio lenguaje.

Las palabras no fueron creadas por casualidad. Esta era una forma en la que la persona que quería algo, expresaba su actitud hacia los otros, entonces ella usaba ciertas palabras con el fin de referirse a su propiedad y a sus sensaciones. Así es como fueron creados los diferentes lenguajes.

Pregunta: ¿Habrá nuevamente un solo lenguaje al final de la corrección?

Respuesta: ¡Sin duda! Será el lenguaje del otorgamiento.

Pregunta: ¿Cómo hablaremos este lenguaje?

Respuesta: No hablaremos, sentiremos ¿Por qué necesitamos palabras si somos un cuerpo? ¿Mi mano le habla a mi pierna? La información simplemente fluye entre ellas. También así nos comunicaremos la información unos a otros. El otorgamiento mutuo no requiere de un lenguaje o de alguna forma de comunicación.

Pregunta: ¿Cómo deleitaremos al Creador mediante este otorgamiento mutuo?

Respuesta: El Creador habita entre nosotros en nuestros atributos de otorgamiento.

Pregunta: ¿Simplemente nos quedaremos ahí parados sin hacer nada y Él se sentirá bien como resultado?

Respuesta: No sé qué significa estar sentado o de pie si no tenemos cuerpos. Los cuerpos desaparecerán; también ahora ellos sólo existen en nuestra imaginación. Entonces no habrá ningún lenguaje excepto el lenguaje del otorgamiento que fluye a través de todo este sistema. El lenguaje regresa a un solo HaVaYaH.

Un lenguaje se crea sólo a causa de la falta de una conexión interna real entre nosotros. Es por eso que nosotros necesitamos palabras. Mientras mejor sea la conexión interna entre nosotros, menos palabras necesitamos. Cuando vives en paz con tu esposa no necesitas hablar demasiado. Cuando discuten, hay toda una cascada de palabras que fluyen entre ustedes.

Pregunta: ¡Pero yo no peleo con toda la humanidad!

Respuesta: Simplemente aún no lo sabes, y tienes que descubrirlo.

(129336 – De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 6 de Marzo del 2014, Escritos de Baal HaSulam)
Material Relacionado:

os nombres sagrados del otorgamiento
El lenguaje de la revelación del creador
¿Por qué necesitamos el lenguaje de las ramas?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: