¡Un individuo no tiene valor sin los demás!

thumbs_laitman_947Cuando pienso en el grupo no veo personas específicas, ni recuerdo rostros o nombres. Esto es especialmente cierto dado que las personas cambian mucho, no externamente sino internamente. Entonces no veo personas individuales, sino el deseo general del grupo al que tiene que dársele una forma lo más real posible.

Entonces, nosotros no debemos pensar en amigos específicos sino en todo el grupo, el cual yo ya he añadido en una suma integral. Los individuos permanecen en el lado izquierdo de la fórmula, por debajo de la integral, mientras que yo ya pienso en el lado derecho de la fórmula, en su resultado, y aquí es donde comienzo a trabajar.

Pregunta: Pero esta generalización parece un concepto abstracto.

Respuesta: ¡No es un concepto abstracto, sino un concepto vivo! Este concepto general del grupo está en realidad lleno de vida, mientras que cada individuo está muerto. Es como las partículas elementales, átomos, que comienzan a conectarse mediante cierta fuerza superior que no está entre ellas. ¡De pronto esos átomos se convierten en algo que está vivo, y después comienza entre ellos un proceso de metabolismo, lo cual significa que se forma la vida!

Una célula recibe de otra, absorbe cosas que necesita y extrae materiales que son malos para la conexión entre ellas. Ellas comienzan a buscar en el exterior cualquier cosa que sea buena para la conexión entre ellas y que les ayude a conectarse. Todo esto surge de la conexión, sin la cual estarían muertas, inanimadas, simples partículas: ¡electrones, protones,  neutrones, iones, etc.!  Esas son sólo partículas elementales en las cuales no hay vida, y de pronto mediante la conexión entre ellas llegan a esa forma desarrollada.

Entonces comienza a desarrollarse una sensación interna y externa mediante conexiones que son cada vez más complejas. La conexión entre los órganos lleva a una combinación compleja tan inusual, debido a que cada uno está dispuesto a tomar un papel especial con respecto a los otros y a no preocuparse por nada más. El hígado, por ejemplo, limpia la sangre que el corazón bombea y comunica a los otros órganos, ¿pero qué puede hacer el hígado sin el corazón o el corazón sin el hígado? Todos esos órganos llegan a una conexión tan leal entre ellos, que cada uno está dispuesto a sacrificar su vida por el bien de los otros.

El cuerpo no sería capaz de funcionar sin uno de los órganos principales, sin los pulmones, el hígado, el corazón, los riñones, o el cerebro. Uno no tiene valor sin los otros. Démonos cuenta de cuán cercanos y conectados se han vuelto,  dispuestos a sacrificar su vida el uno por el otro y a no preocuparse por ello. Cada uno se preocupa sólo por la misión que se le dio y se siente 100% responsable por todos los demás. Esto es llamado garantía mutua.

Antes de eso no hay cuerpo ¡Entonces el concepto general de un grupo no es un concepto abstracto sino en realidad lo único que vive y existe! 

(129541 – De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 3/10/14, Escritos de Baal HaSulam)

Material relacionado: 

Perdiéndose a sí mismos a fin de encontrar
Flotando juntos por encima del agua
Nueve etapas en el camino hacia la unidad, punto 9

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: