Un lobo vestido de oveja

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué se nos dice que el alma es absolutamente independiente del Creador y al mismo tiempo, que es semejante a Él en sus atributos? De acuerdo a las leyes espirituales ¿no deben ser ellos un todo si tienen atributos idénticos?

Respuesta: Un alma es un deseo de recibir y no un deseo de otorgar. Entonces ¿por qué es llamada espiritual o aquel que otorga? Dado que, si bien es un deseo de recibir, ella realiza una acción por medio de la cual se parece al deseo de otorgar; a pesar de que hay un lobo dentro, ésta por fuera parece como un cordero. Ahora todo depende de la medida en la que este lobo se vista con la piel del cordero o se la quite, según su libre albedrío y su deseo.

En el mundo de Atzilut, todo es blanco; es totalmente un cordero. En el mundo de Beria nosotros ya empezamos a discernir que se trata de un lobo, pero que quiere ser un cordero. Él en realidad se comporta como un cordero, pero todavía vemos que hay un lobo dentro.

Esto significa que todavía es el mundo espiritual, que todavía es un alma, pero ya es el discernimiento de que el alma no está en adhesión con el Creador. Hay algo que los separa aquí, y ese es el lobo que hay dentro, el ego.

En el mundo de Yetzira es todavía más; allí el deseo de recibir mismo ya no controla. Allí, el hecho de que yo esté conectado con el Creador, que dependa de Él, y que esté totalmente bajo su dominio es lo único que queda del atributo positivo. El Creador determina todo lo que sucede y yo no puedo determinar nada. No tengo poderes, soy débil, y estoy completamente en Sus manos. El lobo reconoce cada vez más que él es un lobo y siente una creciente resistencia interna, pero se aferra a sí mismo.

Si nos fijamos en esto desde la dirección opuesta, de abajo hacia arriba, y ascendemos al mundo de Yetzira, que corresponde al estado de pequeñez (Katnut), yo percibo que soy pequeño. Hay mayores y mejores niveles de aquel en el que me encuentro, y mientras tanto, estoy en este estado. Resulta que hay momentos positivos y negativos.

En el mundo de Assiya el reconocimiento de que soy incapaz de algo, me lleva a un estado de un embrión. Yo sólo me encierro y me pongo completamente bajo el dominio del superior, y no tengo ninguna manera de identificarme con él, excepto en la forma de un único punto.

(129098)
De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 3/4/14, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
El amor es una inclusión mutua
Cómo recibir con l propósito de otorgar
La sutileza de recibir con el fin de otorgar

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: