Una generación carente de fuentes

Dr.laitmanBaal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar”, sección 63: …esta es la regla en todos los Partzufim (plural de Partzuf) de los mundos y de las almas, que la más pura es la primera en ser seleccionada dentro del Partzuf. Por lo tanto, los Kelim más puros, HBD, fueron seleccionados primero en el mundo y en las almas. 

Así, las almas en los primeros dos milenios eran mucho más elevadas. Pero, no podían recibir toda la medida de la Luz, debido a la falta de partes inferiores en el mundo y en ellas mismas, las cuales son HGT NHYM

Baal HaSulam explica el declive gradual en las generaciones, y como resultado de este, nuestra generación es la más baja y se ha hundido hasta el fondo.

Hoy no sabemos de dónde vinimos, hacia dónde vamos y por qué. No conocemos nuestra raíz o nuestro propósito, o qué necesitamos hacer en nuestras vidas. No tenemos ninguna conexión con las fuentes; esencialmente no tenemos ningún concepto de lo que son la Torá y las Mitzvot en su esencia verdadera e interna.

¿Para qué y por qué estamos vivos? ¿Cuál es la razón para nuestras vidas? Todo esto nos es desconocido. Ya no está ninguno de los grandes cabalistas que podrían guiarnos como pastores, guías. Pero lo principal es que la conexión con la fuente, con las bases de la nación, está perdida; ha desaparecido. Y por lo tanto, nos encontramos en total oscuridad.

No es por accidente que nos encontramos en esta oscuridad. Esto se debe a que la revelación del Creador a la criatura, desde el principio hasta el final, está dividida en seis mil niveles que son llamados los “seis mil años”.

Comenzamos a contar esos niveles desde la primera revelación del Creador a la criatura, que es llamada, Adam HaRishón. Este fue el primer humano que descubrió al Creador; esta es la primera Reshimo en ser realizada, es decir que él se corrigió. Y más adelante, a partir de él hasta la última Reshimo que debe corregirse, debemos atravesar seis mil niveles que están divididos en tres periodos de dos mil años cada uno: HBD, HGT, NHY.

A partir de esto, entendemos que el declive de las generaciones no se deriva de la falla de nadie. Desde el principio teníamos que descender al estado presente, hasta nuestra vida presente. Y precisamente a partir de esta vida despreciable, desde el profundo abismo, podemos comenzar el ascenso hasta la cima. Entonces entenderemos cuán grande es la diferencia entre la vasija y la Luz, y gracias a esto podemos apreciar verdaderamente al Creador.
(128364)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 2/25/14, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: