Una recomendación para la lectura del Libro del Zóhar

Dr. Michael LaitmanUna recomendación de cómo trabajar en el momento de la lectura del Libro del Zóhar: Yo leo junto con todos y escucho. Pero al principio no escucho al lector, no quiero escuchar o pensar sobre el texto. Yo pienso sólo sobre la adhesión con el grupo y la adhesión con el Creador, esperando que la Luz Superior me sostenga todo el tiempo e incremente cada vez más mi estado de adhesión.

Si yo tengo éxito en mantenerme unos pocos minutos en este estado, me permito a mí mismo empezar a escuchar. Sigo moviéndome todo el tiempo, como una boya en el agua, revisándome constantemente; ¿Estoy escuchando más o menos, estoy viendo las letras o no? Pero lo principal es “flotar” todo el tiempo, estar en adhesión.

Según el grado en que pueda adherir aquí mis impresiones del texto (supongamos que eso me toca porque yo ya he atravesado estados similares), entonces yo mismo me permito combinar el texto con la adhesión. Y si no, entonces aunque no escuche en absoluto, lo principal es que mis pensamientos permanezcan correctos siempre.

Es decir, en primer lugar todos nosotros queremos permanecer en adhesión con el poder superior, en Arvut mutua, en conexión, y el Creador nos fortalece y nos junta. Y tanto como sea posible, añadimos a esto lo que El Libro describe. El Zóhar habla sobre todo tipo de cambios, todo tipo de rutas, caminos, sendas guiadas: capilares, células, partes del cuerpo de todo este sistema de unificación; él explica cómo trabaja y cómo actúa esto. Según el grado en que también yo esté listo para estar en ello, lo hago, y si no, entonces no.

Nosotros mismos queremos sentirnos bajo un haz de Ohr Makif (Luz Circundante) o en un mar de Ohr Makif, en las profundidades de este mar para que nos influya todo el tiempo. Mientras más nos juntemos, esta influencia será más fuerte. Necesitamos sentir que estamos en un mar de Luz Superior y que las palabras del Zóhar nos atraviesan. En la medida en que estemos preparados para combinarlas con las intenciones y con nuestro estado de conexión, hacemos posible que las palabras entren en nuestras sensaciones e intelecto. Y en la medida en que nos molesten y nos distraigan de la conexión, no las dejamos entrar en nosotros.
(129245)
De la 4° parte de la Lección diaria de Cabalá del 3/2/14, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta