entradas en '' categoría

La redención es vida, y la esclavitud es muerte

Dr. Michael LaitmanEl exilio difiere de la redención, ya que carece de la letra “Alef”, es decir que el Creador se revela en el momento de la redención. Por lo tanto, nosotros preparamos nuestra deficiencia para Él.

Yo debo imaginar mi conexión con el Creador, incluso cuando estoy en el exilio. Es como un vacío, como un lugar de deficiencia, que luego es llenado por algo. Sin embargo, esta deficiencia ya tiene la forma de la redención futura. Ella comienza a adquirir la forma correcta. De acuerdo a esta, yo comienzo a entender qué debe ser el exilio y qué espero de él.

No es la redención de las ollas de carne, cebolla y ajo. Entonces, ¿qué es exactamente la redención? Tal vez, sufro y siento el exilio a nivel animal o a nivel de una planta, pero no a nivel de un ser humano, Adam, quien se asemeja (Domeh) al Creador.

Toda la diferencia entre el exilio y la redención es la presencia del Creador. Al final del exilio, debo imaginar que es como cuando esto es el único que falta. Resulta que ya tengo una impresión, que ya sé qué debe revelarse.

Yo tengo que estar preparado para ello, esperar, como si ya pudiera probar qué debe traerme la redención, qué liberación, y qué la libertad del ángel de la muerte. ¿Qué simboliza la vida y la muerte para mí? La vida es redención y la esclavitud es muerte.

(131513)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/1/14, Shamati # 190

El niño de mamá

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Hay una recepción en la que las personas aprecien nuestra inversión en los demás, nuestra ayuda a alguien, y el hecho de ser amados por eso? ¿Vale la pena utilizar esto como una técnica en la familia para que los niños inviertan más en la familia, en la madre y en el padre, de tal forma que puedan valorarlos más, o no funciona esto con los adolescentes?

Respuesta: Esto no funciona porque las personas deben encaminarse hacia adelante en su vida, en su futura familia, sus futuros hijos, pero no hacia sus padres.

No obstruyan los niños, no los jalen hacia atrás; ellos no se desarrollarán. Las personas así, por lo general se arraigan tanto en sus padres que no viven su vida sin sus madres, y mientras ella esté viva, el niño vive con ellos. Pueden tener ya cincuenta años y todavía vive con su madre.

Ustedes no pueden hacer esto. Este es un gran ego. Por el contrario, es necesario educar y desarrollar la independencia en los niños.

(131494)
Del Kab.TV “Conversaciones con Michael Laitman” de 12/11/13

En el camino hacia las relaciones ideales

Dr. Michael LaitmanPregunta: En la sabiduría de conexión existe un ejercicio llamado “El marido ideal”. ¿Vale la pena cambiar esto por un juego en el que cada miembro de la familia se describa para sí mismo a los otros como si fueran ideales?

Respuesta: Por supuesto; esto es muy interesante. Pero al mismo tiempo, siempre hay que dejar una especie de delta (cambio creciente) mientras estemos lejos de ser el ideal; más bien, sólo concordamos con respecto a una relación ideal entre nosotros; queremos llegar a ella, de tal forma que nos sentimos un poco atraídos hacia ella.

Este estándar es, de hecho, inalcanzable, porque todos somos humanos y cada uno tiene su propio ego. Pero tenemos que anhelar a elevarnos por encima de nosotros mismos tanto como sea posible, a conectarnos entre sí, a valorar este estado y a considerarlo como el ideal.

Tal estado debe convertirse en un estándar  general familiar compartido. Si jugamos con esto correctamente con los niños, ellos serán mucho más felices que nosotros porque nosotros llegamos a esto en la segunda mitad de nuestras vidas.

Pregunta: Hay otro juego similar llamado, la “alegría de la concesión”. De hecho, es difícil para nosotros concedernos algo unos a otros pero esto es fácil en la forma de un juego. Supongamos que una hija dice, “Regresaré de la fiesta a las 11 en punto”. El padre dice: “A las 10”. “Bueno papá, juguemos alegría de Concesión. ¡Perdiste! A las 11”. Y, él se lo concede. ¿Es útil un juego como este?

Respuesta: Sólo si es mutuo y, hasta cierto grado de razonabilidad. En primer lugar, el niño no tiene que manipular con él. En segundo lugar, debe entenderse que con esto se está entrando en confianza de los demás, está invitándolos a confiar en él, debe tomar en cuenta todo esto.

En otras palabras, los padres le dan su confianza, pero junto con esto, consecuentemente debe llevar a cabo lo que se requiere de él. Supongamos que dejan que su hija vuelva a casa a las once de la noche, pero esto es a condición de que alguien la acompañe o vaya a recogerla. Ellos deben exigir que ella sea responsable de lo que hace.

(131496)
Del Kab.TV “Conversaciones con Michael Laitman” de 12/11/13

Una imagen real del mundo

Dr. Michael LaitmanLa Torá, “Éxodo” (Pekudei), 38:22: Bezalel, hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá, hizo todo lo que el Señor le había ordenado a Moisés.

Bezalel significa “a la sombra del Creador”, es decir el Masaj (pantalla) que el ego construye en semejanza a la Luz, de acuerdo a los materiales que hay en nosotros. Todos ellos se actualizan de acuerdo al nivel de Aviut (espesor).

La Torá, “Éxodo” (Pekudei), 38:24: Todo el oro que había sido utilizado para el trabajo en toda la obra del Santo, el oro de la tejeduría fue veintinueve talentos, setecientos treinta shekels, según el shekel sagrado.

Los shekels no son monedas, sino una medida de oro, ya que todo se medía por su peso en la antigüedad.

Aquí tenemos una cuenta completa de oro y plata y otros materiales que se utilizaron en la obra santa.

Hay materiales que pertenecen al nivel del inanimado, como la arcilla, la grava, etc.; materiales del mundo vegetativo, como la lana y las diferentes plantas y materiales del mundo animal como los cueros y el algodón utilizados para hacer la ropa, etc. Todos ellos simbolizan los deseos de los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza.

En el trabajo espiritual, nosotros elevamos estos deseos al nivel superior llamado Adam (un ser humano) y creamos el Tabernáculo, la vasija para la revelación del Creador.

Todos los deseos están dentro de la persona, y la persona es la vasija para el mundo entero. Esto se debe a que el mundo está dentro de mí y no afuera, aunque yo sienta que es corpóreo, material, real, y que existe por fuera de mí.

Cuando siento estas dualidades, yo mismo puedo calibrarme para volver lo antes posible a la imagen correcta del mundo. Esto me ayuda a volver a examinar mi actitud hacia los que me rodean, hacia el entorno ecológico y hacia toda la humanidad.

Todas las guerras en el mundo en realidad están dentro de mí. Estas ocurren ante mis ojos dado que soy como un proyector que proyecta delante de mí todo lo que sucede dentro de mí: batallas, problemas, explosiones, el espacio, etc.

Esta sensación se revela gradualmente dentro de mí bajo la influencia de la Luz, y yo empiezo a pensar que todos los problemas y las dificultades que hay en el mundo son una proyección de mis atributos no corregidos. Primero tengo que corregirme yo mismo, y con esto corrijo el mundo entero. Esta es la percepción correcta de la realidad.

Desafortunadamente nosotros queremos lo contrario: corregir todo lo que nos rodea para sentirnos bien internamente. Pero esto sucede de acuerdo al pensamiento de la creación con el fin de enfocarnos en la actitud correcta, en la correcta percepción del mundo.

(131487)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 10/16/13

“Bifurcación global: La ventana de la decisión”

Dr. Michael LaitmanOpinión (Ervin Laszlo, filósofo húngaro de la ciencia, teórico de sistemas, teórico integral, autor de 75 libros, fundador y presidente del Club de Budapest): “Se ha dicho que nuestra generación es la primera en la historia que puede decidir si es la última de la historia. Tenemos que añadir que nuestra generación también es la primera en la historia que puede decidir si será la primera generación de una nueva fase en la historia. Nosotros hemos llegado a un punto de inflexión en nuestra evolución social y cultural. Las ciencias de los sistemas nos dicen que cuando los sistemas complejos abiertos, como los organismos vivos, así como la ecología y las sociedades de organismos, se acercan a una condición de inestabilidad crítica, ellos se enfrentan al momento de la verdad: o bien se transforman o se rompen. …”

“La humanidad está acercándose a una inestabilidad fundamental, a una bifurcación global”.

Mi comentario: En nuestro estado actual , sólo hay una elección entre los dos escenarios: una continuación del desarrollo egoísta que nos llevará a una guerra mundial, o la introducción de la educación integral y la educación universal, que nos conducirá a la creación de un nuevo tipo de sociedad que esté en equilibrio con la naturaleza.(131632)

Búsqueda interna

Dr. Michael LaitmanLa Torá, “Éxodo” (Pekudei), 39:1, 39:2, 39:22, 39:27: Y de la lana azul, púrpura, carmesí hicieron las vestiduras de la malla para servir en el Santuario, y ellos hicieron las sagradas vestiduras de Aarón, como el Señor se lo había ordenado a Moisés. Y él también hizo el efod de oro, lana azul, púrpura, carmesí y lino torcido. Hizo también el manto del efod, obra de tejedor, completamente de lana azul. E hicieron las túnicas de lino, obra de tejedor, para Aarón y para sus hijos.

Las vestiduras del servicio para ministrar, el efod, el Joshen (el manto), son todas las prendas de una persona totalmente corregida, que simbolizan los diferentes Masajim (pantallas).

Se trata de los niveles hacia los que debemos elevar nuestros deseos, los niveles del inanimado, vegetativo y animado, de tal forma que ellos creen el Masaj correcto y nos permitan trabajar en el nivel del hablante, en el nivel del sacerdote.

Tenemos que corregir 613 deseos de acuerdo al amor y otorgamiento como el atributo que la Luz Superior demanda de nosotros.

Al leer la descripción, que es una alegoría de las acciones espirituales, tenemos que entender qué sucede durante estas acciones: donde están en nosotros el púrpura, el carmesí, el Joshen, el efod y el Tabernáculo, y buscarlo todo internamente.

(131484)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 10/16/13

Las acciones físicas que llevan al mundo espiritual

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué se nos dice que debido al placer corporal llegamos a la espiritualidad?

Respuesta: Esto significa que yo trato de hacer todo tipo de acciones de otorgamiento a los amigos o en la diseminación a otro, al público en general.

A pesar de que trato de llevarlas a cabo sólo con el fin de otorgar, sin ningún beneficio personal, en última instancia, descubro que estas me dan placer y estoy dispuesto a hacerlas sólo con la condición de que disfrutaré de ellas.

No tengo energía perpetua dentro de mí que me permita realizar acciones sin combustible. Si muevo mi mano tengo que gastar calorías, gastar energía. Pero ¿de dónde proviene ésta? Entonces, yo tengo que obtener placer al proveer energía para mí mismo.

No estoy listo para otorgar simplemente. El Creador es la fuente de la energía, mientras que yo no puedo ser una fuente de energía. Si hago algo, tengo que conseguir una compensación adecuada para esto, así que valdrá la pena que yo actúe de acuerdo a mi emoción y al intelecto según los cálculos de la computadora interna.

Así que, aunque realice buenas acciones: estudie, difunda, fortalezca al grupo, yo descubro que a pesar de todo, estoy trabajando para mi propio bien. Aclaro que no estoy preparado para ser una fuente de energía; por el contrario, siempre tengo que pensar en los beneficios que recibo de ello. Esta es una acción corporal.

De esto es claro que soy el opuesto del Creador y que además realizo acciones de otorgamiento en aras de ganar y beneficiarme. Soy como Faraón que utiliza a los hijos de Israel, es decir otorgo para mi propio placer. Faraón estaba muy contento de que los hijos de Israel estuvieran trabajando para él. Valía la pena que él retuviera a unos esclavos como estos.

Ellos aparentemente actuaban con el fin de otorgar, pero el ego, Faraón, recibía todos los frutos del trabajo para sí mismo. ¿Qué podría ser mejor que eso? El deseo de recibir solo, sin actos de otorgamiento, que sólo funciona en forma de recepción es llamado una “bestia”. Así es como actúan todos los animales y bestias, recibiendo placer directamente. El cálculo es muy simple: ¿Cuánto hay que pagar por cada placer y cuánto recibiré?

Sin embargo, el exilio y la esclavitud en Egipto significan que yo ya quiero acercarme al Creador, y así entro en este período. Yo hago actos de otorgamiento, estoy conectado con los amigos, establezco la Arvut (garantía mutua) entre nosotros, hago actos de difusión, hago una multitud de cosas, invierto la totalidad de mi vida en esto, pero siempre descubro que lo hice todo para beneficio personal.

Al final, yo no quiero que sea para mi propio beneficio, pero no puedo hacer nada además de hacerlo para mí mismo, de lo contrario no puedo trabajar. Así que caigo, pierdo toda mi energía y no tengo la fuerza para moverme. Mátame, yo no me levantaré.

Así que empiezo a descubrir que no estoy dispuesto a trabajar sin paga. Entonces, ¿cómo puedo hacer actos de otorgamiento? Si la sociedad me muestra la importancia del otorgamiento, y yo veo que no estoy listo para esto, entonces me siento esclavizado. Y en consecuencia, ya empiezo la lucha y me acerco a las plagas de Egipto.

Me siento como si fuera Moisés, me interesa que mi deseo reciba golpes. Sólo esto me permite separarme de él.

(131427)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 1/4/14, Shamati # 190

Preguntas y respuestas de ambos lados del Majsom

Dr. Michael LaitmanEl punto desde el cual se hace esta pregunta es muy importante. Una pregunta simboliza la conexión con un fenómeno y la habilidad de ustedes para aclarar su origen. No creo que estén en un estado en el que puedan encontrar la respuesta correcta a cierta pregunta. Esto no puede ocurrir por debajo del Majsom.

Toda la realidad desciende de Arriba, y está toda por sobre el Majsom. Por debajo del Majsom está el mundo ficticio. Lo que vemos aquí es una réplica corrupta y distorsionada del mundo espiritual, según la cual es imposible entender algo. Esta es su percepción en el momento, así como la de todas las otras personas que anhelan llenar sus deseos corporales de alimentación, sexo, familia, dinero, respeto y conocimiento.

Por otro lado, ustedes aprenden que el otorgamiento es una buena cosa. Por un lado, hacen una pregunta y, por el otro, desean encontrar una respuesta. Esto no funcionará hasta que la imagen se estabilice como una imagen unificada: ya sea en este lado del Majsom o del otro lado del Majsom, pero es imposible preguntar desde un lado acerca de lo que pasa del otro lado. Así que es imposible responder a estas pregunta.

(131503)
De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 3/31/14, El Zóhar

La habilidad para manejar mi futuro

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿De qué depende la habilidad de la persona de ser paciente a lo largo de este camino?

Respuesta: La paciencia depende de la preparación, en la que yo sé que en el próximo momento podría recibir tales cambios internos, como una actualización de las emociones y la inteligencia por los cuales no soy responsable.

Quién sabe qué seré en el siguiente momento: un tonto o un genio de clase mundial o un cabalista gigante. Yo solo soy un computador que con tocar un botón cambiará todo su programa.

Por lo tanto, no puedo preparar nada, sino únicamente mi entorno. ¡El Creador me dio la posibilidad de controlar y manejar mi futuro a través del entorno! Si yo quiero saber quién seré en otro momento, puedo mirar mi entorno, mi relación con los amigos, y los compromisos entre nosotros, entonces puedo imaginar mi próximo estado.

Esto se debe a que la Luz Superior siempre me eleva, me revela cada vez un mal mayor para que yo pueda avanzar. Y así, de acuerdo a mi relación con el entorno, puedo estar seguro de que ellos me protegerán y estarán preocupados por mí y me ayudarán a avanzar.

Yo no puedo acercarme ni aproximarme más al Creador si no firmo un convenio con el entorno. Por lo tanto, se nos dice, (II Reyes 4:13) “Yo habito en medio de mi pueblo”. Sin el apoyo del entorno que preparé para mí, yo tendré sólo ego adicional, molestias adicionales del Creador.

No sé qué esperar de Él, pero si ustedes mismos se preparan y preparan este apoyo del entorno, entonces, con la ayuda de éste, seguramente serán capaces de desarrollar la deficiencia correcta. Al enfrentar este mal que el Creador me revelará, yo puedo desarrollar y crear una petición al Creador a través del entorno a fin de que Él transforme el mal en bien.

Esta es la forma en que yo trabajo todo el tiempo: yo, entorno, Creador; yo, entorno, Creador.

(131422)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/1/14, Shamati # 190

Señales de la separación del ego

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué en el momento de la festividad de Pascua es tan importante llevar a cabo actividades físicas en este “mundo imaginario”?

Respuesta: Esto es importante para que podamos trabajar en ellas como si estuviéramos trabajando en las características espirituales. Los símbolos de la festividad de Pascua indican que queremos abstenernos por completo del deseo de recibir, desapegamos de Faraón. Después de esto comenzamos a corregirlo, a construir el “becerro de oro”, pero esto ya es después de la salida de Egipto.

Nosotros nos escapamos y nos desapegamos de él, pero nos llevamos las vasijas de oro y plata. En el desierto, todos nuestros deseos se despiertan nuevamente y lamentamos haber perdido la carne, las cebollas y el ajo que comimos en Egipto. Todo esto será después, pero por ahora simplemente nos separamos de Faraón.

La separación es posible a partir de algo que sea conocido para ustedes. Nosotros no tenemos una sensación de nuestro deseo de recibir que haga posible que podamos desprendernos de él porque no lo sentimos. ¿Cómo es posible desprendernos del “corazón de piedra” si yo no lo siento ni comprendo qué es?

Estamos en tal estado, en el momento de la salida de Egipto, en el que tenemos que descubrir las 49 puertas de Tuma’a (impureza), pero no sabemos exactamente qué son. Así que llevamos a cabo un ejercicio a través de actividades simbólicas en nuestro mundo que demuestre nuestro deseo de desapegarnos de nuestro deseo de recibir en aras de la recepción, llamado “Jametz” (levadura).

En el momento de la salida de Egipto, está prohibido que nosotros estemos conectados con el deseo de recibir. Así que tenemos que llevar a cabo estas condiciones de forma precisa: en todo lugar donde pueda verse su deseo de recibir en aras de la recepción, es necesario separase de él. Realicen esta acción también en el mundo físico, y verán cuán difícil es; esto depende de ustedes y los pone en un estado único.

Los cabalistas siempre se relacionaron con reverencia con estas condiciones, con los símbolos que conectan raíz y rama en estos tiempos únicos.

(131407)
De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 3/31/14, El Zóhar