Colocar entre yo y mi amigo

thumbs_arava-convention_931-03Pregunta: Desde ese momento en el que comenzó la preparación para la fiesta de la Pascua, se sentía una fuerte sensación de pesadez en el corazón, una lucha interior. ¿Por qué es tan difícil esto para mí?

Respuesta: Se les están agregando dificultades, molestias. Ustedes necesitan superarlas y no pueden. ¿Cuál es la razón de esta falla?

Pregunta: Si yo lucho en este estado, entonces siento como si estuviera hundiendo aún más en el dominio del ego.

Respuesta: ¿Por qué luchan con las molestias externas, como Don Quijote con los molinos de viento? Ustedes no están trabajando en absoluto en el lugar en el que es necesario que lo hagan. Todas sus fuerzas deben concentrarse únicamente en la relación con los amigos. Si también tiene molestias con esto, es una señal de que están actuando solos. Pero si trabajan junto con los amigos, entonces, entre ustedes debe haber Arvut, lo cual hace posible que se eleven juntos por encima de su problema común general.

Ahora, con todo el grupo, estamos en un período único antes de la festividad de Pascua, la raíz espiritual de la que descendió y se imprimió aquí la salida de Egipto hasta el nivel físico. Nosotros también pertenecemos a este nivel físico y ya pertenecemos en alguna medida a su raíz espiritual, porque anhelamos salir de esta servidumbre egoísta.

Todavía no sabemos exactamente si este es el mismo Faraón, si este es el mismo Egipto, pero ya hemos lo tocado un poco. Nosotros ya pertenecemos a la “próxima generación”, y por lo tanto obtenemos la pesadez del corazón proveniente de Faraón, y por encima de la cual debemos elevarnos para conectarnos entre nosotros. El ascenso es llamado una conexión adicional.

Si hacemos un esfuerzo y convergemos cada vez con más fuerza, entonces podemos alcanzarla. Nuestra próxima estación tiene que ser la encarnación real de un solo hombre con un solo corazón, y esto ya es la posición ante el Monte Sinaí. Podemos hacer este salto ahora. Nuestro problema es sólo que no localizamos el lugar adecuado para el esfuerzo, y no vemos que éste se encuentra entre nosotros.

El lugar entre un amigo y yo es nuestra deficiencia común, nuestro anhelo común por descubrir al Creador. Nosotros producimos, construimos y estabilizar al Creador, la fuerza de otorgamiento y amor, en la conexión entre nosotros, en la conexión de nuestros deseos y anhelos. El Creador no existe sin nosotros. Necesitamos restaurar y estabilizar el Kli roto, querer que éste se conecte.

Cuando cuantitativa y cualitativamente completamos la medida plena de estos esfuerzos, de repente hay una “prueba” y todas las partes están conectadas de la manera correcta en un Kli completo en el que se descubre al Creador. Pero no sale nada de ella hasta el último momento, cuando tratamos de conectarla, cuando todo está preparado en su lugar, y cuando, con nuestro deseo, nosotros adquirimos la forma de otorgamiento. Entonces la Luz se revelará dentro de ella.

(132508 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/11/14, Escritos de Rabash) 

Material relacionado: 

Seder de Pascua (Pésaj): El orden del nacimiento del alma mundial
Un largo camino hasta el primer nivel espiritual
La crisis financiera ha agotado la fuerza del mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: