Bajo el dominio de la fuerza de misericordia

Dr.laitmanLa Torá, “Levítico” “VaYikrá”, 1:4: Pondrá su mano sobre la cabeza de la ofrenda del holocausto, para que ésta pueda ser aceptable en su nombre, en expiación por él.

Jesed, la mano derecha, debería estar por encima de todos nuestros pensamientos y sensaciones, dado que el otorgamiento, amor y compasión están por encima de todo. En total, Jesed (misericordia) se considera como una debilidad en nuestro mundo. Si alguien me ama tanto que siempre se siente misericordioso hacia mí, yo empiezo a tomar ventaja de esto de forma egoísta, y muy pronto empiezo a “sentarme sobre su cabeza”.

Pero en el mundo espiritual, es lo opuesto. Misericordia (Jesed) es el atributo más grande, el más sublime. Todo el mundo espiritual está fundado sobre ésta.

La persona que alcanza este atributo trae todos sus deseos e intenciones (“cabeza” es la intención) al nivel de por encima de la razón. Trabaja en fe por encima de la razón y dirige sus intenciones sólo para otorgar.

Por consiguiente, la Torá nos dice que el Creador pone Su mano en la cabeza de la ofrenda del holocausto como si Él le diera una intención. Esto significa que todos los pensamientos y deseos, la cabeza y el corazón, están dominados por una nueva fuerza que ha sido dada por Él, la fuerza de misericordia.
(132721)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 11/13/13

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: