¿De dónde vendrá mi ayuda?

Dr. Michael LaitmanSalmos 121: Una canción para ascensos. Yo levantaré mis ojos a los montes, ¿de dónde vendrá mi ayuda?

Mi ayuda viene del Señor, el Hacedor de los cielos y la tierra.

Él no permitirá que tu pie vacile; tu Guardián no se dormirá.

He aquí, el Guardián de Israel no dormitará ni dormirá.

El Señor es tu guardián; el Señor es tu sombra; [Él está] a tu diestra.

Durante el día, el sol no te herirá, ni lo hará la luna en la noche.

El Señor te guarda de todo mal; Él cuida tu alma.

El Señor cuidará tu salida y tu entrada desde ahora y por toda la eternidad.

Tenemos que elevar nuestras deficiencias por la corrección de Maljut, la vasija rota, el alma rota, hasta que alcanzar la cabeza del mundo de Atzilut, de donde vendrá mi ayuda; yo levantaré mis ojos a los montes, significa elevarse por encima de cada montaña de duda. Este ascenso es acorde a la equivalencia de forma que quiero alcanzar. Por supuesto, no puedo hacerlo en este momento, pero quiero ascender allí.

De aquí es de donde vendrá mi ayuda, mi ayuda proviene del Señor, del Hacedor de los cielos y la tierra, es decir que Él crea Maljut por medio de los atributos de Bina y Zeir Anpin, HaVaYaH los conecta.

La persona puede expresar su petición de esta manera por cada uno de los estados en los que ella se encuentra, de día y de noche, con el fin de descubrir que el Guardián de Israel no dormitará ni dormirá. Todos estos días se acumularán y el Creador nos ayudará y morará en la unidad entre nosotros de acuerdo a nuestro anhelo por unirnos.

No debemos olvidar que tenemos que preparar una plataforma, un lugar para la Divinidad. Todo nuestro trabajo se centra en la conexión de una manera práctica y realista, a pesar de todos los problemas y obstáculos. No hay coincidencias en la vida, todo está arreglado y organizado hasta el último detalle de lo Alto para que nosotros nos conectemos en estas condiciones.

Cuanto más alto ascendamos, menos descendemos al recibir más obstáculos. Así se revela la vasija rota, el alma rota, hasta que aclaremos todas sus partes que tenemos que conectar con el fin de alcanzar el primer nivel espiritual.

Lo principal es ascender al primer nivel de la escalera espiritual. Todos los demás niveles continúan uno tras otro en una cadena de causa y efecto. Todos ellos tienen la misma naturaleza y lo más difícil es hacer la transición desde la naturaleza con el fin de recibir a la que tiene como finalidad otorgar.

Entonces existe la misma manera de ascenso según las mismas reglas. Cada vez se revelan más detalles e indudablemente la impresión cambia, pero ya no se trata de la transición inicial de nuestra naturaleza. Así que lo principal es superar el primer nivel.

  (132503)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 4/11/14

Material relacionado:
Un escudo contra los dinosaurios
Invitación a la cámara de la  novia
El libro del zohar, Capítulo  “La noche de la novia” Parte I

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: