Hombre y naturaleza: Se agravan las relaciones

Dr.Michael LaitmanOpinión (Natalia N. Dumnaya, PhD. (Econ.), Jefe del Departamento de Microeconomía, Academia de Finanzas bajo el Gobierno de la Federación de Rusia): “Rompemos los fundamentos de nuestra propia existencia, socavamos la base, locus standi [legitimación], en la que estamos literalmente firmes. La naturaleza, como un sistema de auto organización, tiene sus estados con un propósito que el sistema logra por medio de la auto organización”.

“En términos de la naturaleza, el ser humano tiene que servirle a su propósito. Sin embargo, él tiene sus propias metas y posiciones como una parte que evolucionó a partir de la naturaleza. La primera meta del hombre es salvar su vida, y por lo tanto satisfacer sus necesidades básicas de alimento, calor, ropa, procreación, etc.”

“La segunda meta del hombre es la búsqueda de nuevas y más seguras formas de satisfacer sus necesidades. Al cumplir sus propias metas, el ser humano también realiza las metas de la naturaleza. Él acelera la evolución natural”.

“Sin embargo, dado la complejidad de la sociedad humana es cada vez mayor, la relación con la naturaleza se vuelve cada vez más evidente; hay contradicciones. Ahora, el asunto es que la relación humana con la naturaleza debe desarrollarse sobre la base de la búsqueda de las áreas de intereses que se superponen”.

“Puesto que la naturaleza es un sistema auto organizado, entonces se deduce que las fuerzas productivas creadas por el ser humano no sólo no deben violar el equilibrio dinámico natural de la naturaleza, sino que la segunda naturaleza creada por las manos, o por la civilización industrial, debe ser una continuación de la primera. La civilización humana debe ir desde la tecnocenosis a la coevolución con la naturaleza.

“El camino hacia el desarrollo industrial urbano egoísta que conduce a pérdidas materiales y morales constituye una amenaza para la humanidad misma. Ya no es suficiente con tener un criterio de eficiencia puramente económico para seleccionar las opciones del desarrollo de la economía. Las personas deben tener en cuenta no sólo sus intereses inmediatos, sino también los intereses de la naturaleza”.

Mi comentario: No hay duda de que la persona debería estudiar las leyes de la naturaleza y seguirlas. De lo contrario, provoca en ella una reacción negativa.

En muchos casos, la reacción no es inmediata y esto calma a la persona. A menudo, para ella no hay una conexión clara entre la acción y la reacción de la naturaleza. Pero es precisamente por esta razón que se nos da la mente para estudiar las relaciones causales de la naturaleza, de tal forma que nosotros revelemos el siguiente nivel de nuestro ser, más allá de la materia.
(131776)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta