Lo principal es la vida después de la operación

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo podemos acostumbrarnos a los ascensos y a los descensos que asumen diferentes formas cada vez para poder afrontar “lo que sea sin abandonar”?

Respuesta: Si la persona llega todos los días a la lección, se dedica a la difusión, y está conectada con los amigos, entonces lo único que necesita es persistencia.

Hay estados en los que la persona está totalmente separada, parece estar en la lección físicamente, pero no está realmente allí. Incluso en el trabajo ella camina distraídamente por los alrededores.

Un hábito es muy importante: Ustedes tienen que comprometerse en diferentes formas para estar atados. Vale la pena que la persona que quiere avanzar de manera seria se case con alguien que comparta los mismos intereses por la meta y que refuerce sus conexiones con la sociedad. Todo esto la fortalece, la ata, y no permite que su animal escape.

Lo principal es continuar. La Luz Superior organiza para nosotros diferentes estados y tenemos que ser pacientes y esperar a que todos estos estados pasen, acelerándolos tanto como nos sea posible. Acelerar estos estados cambia nuestra actitud hacia ellos, es decir que  yo ya veo con una luz diferente los estados que atravieso, y los acerco como estados deseables.

Recuerdo que una vez corrí a la sala de operaciones y me acosté yo mismo en la mesa de operaciones para que pudieran operarme lo antes posible, ya que me sentía muy mal después de un accidente automovilístico que tuvimos. Por lo general al paciente lo llevan en una camilla y pasan a la mesa de operaciones, pero yo mismo corrí hacia allí. Estaba muy ansioso de que me hicieran esta operación, puesto que tenía dificultad para respirar porque mis pulmones estaban llenos de sangre.

Nosotros tenemos que sentir el deseo de correr hacia la espiritualidad, entonces no importa qué pase, porque la vida después de eso es más importante.

Entonces nos convertimos en espectadores desde un lado de las crisis que atravesamos. Entendemos el descenso en el que nos encontramos, lo medimos, lo estudiamos y lo examinamos. Gradualmente comenzamos a relacionarnos con nuestro deseo de recibir como si se tratara de un lugar de trabajo mientras decidimos qué hacer con él.
(132308)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/9/14, Shamati # 54

Material relacionado:
La separación trae un descenso, la unidad un ascenso
El camino espiritual está sembrado de descensos seguido de ascenso
Un descenso que no es el fin del mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta