Nadie nos retiene en Egipto

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, Shamati No. 159, “Y aconteció en el trascurso de muchos días”: El asunto principal es que, de hecho, ellos estaban a favor del trabajo en Egipto. Este es el significado de “pero se mezclaron con las naciones y aprendieron sus obras”.

Por nosotros mismos no queremos salir de Egipto. La guerra es con nuestro Faraón interno.

Esto significa que si Israel está bajo el dominio de alguna nación determinada, esta nación la controla y aquella no puede liberarse de su dominio. De este modo, hubieron probado suficiente sabor en ese trabajo y no pudieron ser redimidos.

El egoísmo reina sobre el corazón y la mente de la persona. Todos los límites podrían abrirse para ella, por sí misma la persona no quiere salir de esta esclavitud. Ella es devota de Faraón más que todos los egipcios. Después de todo, los deseos de otorgar, caen bajo el dominio del egoísmo, haciéndose cada vez más devotos al ego que a los deseos de recepción.

Ellos no quieren abandonar Egipto; trabajan para Faraón con devoción. El egoísmo tiene un control fuerte sobre ellos, específicamente se convierten en los trabajadores más fuertes y fieles del Faraón. De hecho, la fuerza dada a ellos para el trabajo espiritual futuro y la devoción a la fuerza de otorgamiento ahora  está trabajando fielmente para la fuerza egoísta.

Nadie nos retiene en Egipto, nosotros mismos no queremos abandonarlo. Disfrutamos nuestra vida con sus problemas espirituales incluso más de lo que disfruta de su vida terrenal la persona común.

(133050 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 18 de Abril del 2014, Shamati # 159)
Material Relacionado:

Aparentemente soy un esclavo de faraón
Recuerden que fueron esclavos en egipto
Esclavos del faraón o siervos del creador 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta