Pan con 0% de Maljut

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué Baal HaSulam y Rabash observaban las costumbres de Pésaj tan cuidadosamente?

Respuesta: Pésaj es la salida del deseo egoísta para mí mismo hacia el deseo de otorgar. Es llamado el éxodo de Egipto, donde Egipto simboliza toda la inclinación malvada, nuestro ego. El ascenso por encima de este es el éxodo de Egipto.

Primero tenemos que percibirlo espiritualmente y no corporalmente. Pero hay costumbres que tenemos que observar en este mundo a causa de la conexión entre la rama corporal y la raíz espiritual.

La raíz espiritual se expresa en las diferentes formas de intención y en las acciones de otorgamiento que tenemos que llevar a cabo, lo cual significa acciones de dar con una intención altruista. La adquisición de la habilidad para otorgar es llamada el éxodo de Egipto.

Cuando operamos de esta manera en el mundo espiritual, sentimos cuáles ramas corporales en nuestro mundo corresponden a esas raíces espirituales. Entonces, los cabalistas han determinado costumbres corporales, como se dice en la Torá que durante este tiempo debemos comer pan especial, “pan de la aflicción”, Matzá, pan si levadura.

La diferencia entre la Matzá y el pan es que la Matzá no contiene levadura; contiene sólo harina y agua. Esta masa tiene que ser amasada durante un cierto lapso de tiempo: 18 minutos, de acuerdo a las propiedades espirituales, 9 Sefirot de la Luz Directa y 9 Sefirot de la Luz que Retorna, excluyendo Maljut. Después de todo, es Maljut la que hace agria la masa, y entonces usamos sólo 9 Sefirot de la Luz Directa y la Luz que Retorna, sin Maljut, un total de 18 Sefirot. En nuestro mundo esto se expresa como 18 minutos.

Se nos permite mantener la harina y el agua juntas durante 18 minutos hasta que la masa llega al horno, lo cual detiene el desarrollo de la conexión entre ellas. Nosotros no le añadimos ninguna especia a la Matzá, sólo harina y agua.

Matzá es el mismo pan pero sin la Maljut. Fue sacada de ahí, entonces los cabalistas han determinado esta costumbre de acuerdo a la rama corporal de la raíz espiritual. Todos esos símbolos son recordatorios de la salida del ego, del ascenso por encima de este. Todas las costumbres de Pésaj surgen de la forma en que nos sentimos en las raíces espirituales que están separadas de nuestro ego, del deseo de disfrutar, y de cuando nos movemos hacia el deseo de otorgar.

No hay nada santo en esas acciones corporales, pero son importantes a causa de su relación con la raíz espiritual. En el mundo espiritual, todos tienen que realizar esas acciones, mientras que en el mundo corporal hay algunas que las llevamos a cabo y hay otras que no.

(131711 – De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 3 de Abril del 2014, Preguntas y respuestas con el Rav)
Material Relacionado:

El misterio de la noche de pascua, pesaj
La última y 50ava puerta
Tu propia haggada de pascua

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta