¿Quién dirige la marioneta?

Dr. Michael LaitmanPregunta: Cuando la persona descubre que está completamente dominada por su deseo de recibir y que ella no es más que una marioneta que no tiene libre albedrío, ¿qué debe hacer con esto?

Respuesta: Se les revela a ustedes que sus manos y pies y están atados y que no tienen libertad de elección sobre nada. Ni siquiera puede mirar a su alrededor.

Ustedes no tienen ninguna libertad de movimiento: ni en el pensamiento ni en el deseo. Todas sus células, todos sus sistemas, todo el cerebro y el corazón están bajo el control de una fuerza ajena. Sólo un pensamiento en el que entienden su servidumbre les llega a ustedes en particular para que puedan escapar hacia la libertad, si lo desean.

Para ello necesitan aceptar voluntariamente este control. Esta es la diferencia entre Faraón y el Creador. El Creador les organiza el aprendizaje de tal forma que vean que todos los deseos que se les envían son malos hasta que ustedes los aceptan. Pero en el momento que concuerdan con ellos, estos se vuelven buenos. De esa manera salen ustedes de la esclavitud hacia la libertad.

Todo depende de cómo acepten el gobierno superior: como el control de Faraón o del Creador.

(133390 – De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 18 de Abril del 2014, Escritos de Rabash)
Material Relacionado:

Control dual de un poder único
Aparentemente soy un esclavo de faraón
La sonrisa maligna bajo la agradable máscara de faraón

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: