Un adaptador entre el sistema de santidad y el sistema de impureza

Dr.laitmanBaal HaSulam, “Introducción al Libro, Panim Meirot uMasbirot”, ítem 12: Ustedes encuentran que esta meta es aún negada desde la perspectiva de los Partzufim de Kedushá (Rostros de Santidad). Esto se debe a que allí no hay nada de espacio vacante, lo cual es la forma completa de recepción, por sobre la cual estuvo el Tzimtzum, por lo tanto, no se aplicará ninguna corrección a esto, ya que no existe en la realidad.

Además, ciertamente no hay corrección aquí desde la perspectiva de la Sitra Ajra, aunque esta tenga un espacio vacante, ya que tiene un interés completamente opuesto, y todo lo que este recibe, muere.

Por lo tanto, sólo necesitamos un humano en este mundo. En la infancia, él es mantenido y apoyado por la Sitra Ajra, heredando los Kelim del espacio vacante de este. Cuando crece, se conecta con la estructura de Kedushá a través del poder de la Torá y las Mitzvot para darle contento a su Hacedor.

Tiene que haber un adaptador que tome los deseos de un lugar a otro. Este adaptador es llamado Adam (un ser humano) quien una vez se incorpora en el sistema de la Sitra Ajra, recibe los deseos de esta y una vez se incorpora en el sistema de santidad. Por lo tanto se mueve del sistema de impureza al sistema de santidad, hasta que acumula los dos sistemas dentro de él.

Existe un sistema puro y un sistema impuro de los mundos sobre los cuales se dice: “Dios los ha creado el uno opuesto al otro”, y la persona está entre estos dos sistemas. La persona por sí misma no tiene nada. Es sólo la parte media de la Sefirá Tifferet, la cual es absolutamente neutral, un ángel. Una vez que esta se incorpora al sistema de impureza y toma los deseos de ella, entonces va hacia el sistema de Santidad y los corrige. Luego va hacia el sistema de impureza nuevamente y toma nuevos deseos, nuevamente va hacia el sistema de Santidad y los corrige.

Por lo tanto, él continúa hasta que transfiere todos los deseos de un sistema a otro. Es como el ejemplo que Rabash da, en el que el doctor le prohibió beber whiskey y entonces él solía sumergir un pedazo de pastel en whiskey y lo comía hasta que el vaso de whiskey estaba vacío, y luego decía: “No bebo el whiskey, simplemente me como el pastel”.

Es así como transferimos deseos de un lugar a otro y este es todo nuestro trabajo. Por supuesto, necesitamos aprender cómo hacer aquello, cómo convocar la Luz que Reforma y acumular la necesidad por ella, al ser nutridos por el sistema de impureza. Esta es la forma en la que opera el sistema.

Esperemos que sea claro para nosotros que sólo tenemos que corregirnos a nosotros mismos y llevar al mundo hacia la forma perfecta cuando estos sistemas polares dejen de ser opuestos el uno al otro y lleguen a ser como uno.
(130856)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/23/14, Escritos de Baal HaSulam 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: