Un esclavo voluntario de la Luz

Dr. Michael LaitmanHay un estado más importante que nuestro estado actual, puesto que es donde comienza nuestra evolución espiritual. Es en nuestra situación, en nuestra condición, que se hace posible salir hacia el primer nivel espiritual. No puede ser de otra manera. Todos comienzan de esta manera. Se nos ha dado una oportunidad especial y nosotros tenemos que utilizar todos los medios con el fin de llevarnos a la sensación de exilio, a la sensación de que estamos encadenados y en el peor estado posible bajo el dominio de Faraón.

Faraón controla incluso nuestro pensamiento y nuestro deseo más pequeño, hacia dónde nos dirigimos y qué hacemos. Cada impulso y cada movimiento que hacemos surgen de él; cada pensamiento y cada corriente de conciencia, todos y cada uno de los deseos surgen y están determinados por el ego. Sin importar el camino por el que vayamos y cuanto tratemos de alejarnos del mal, nosotros permanecemos en el ego.

La persona determina que no puede dejar el exilio, a pesar de querer realmente salir de él y hacer muchos intentos, esfuerzos muy grandes, pero estos no conducen a nada. Cuando la personas llora desesperadamente con las últimas fuerzas que le quedan para este último grito, ocurre un milagro y ella sale de Egipto.

Ahora comienza a entender y a sentir qué significa estar bajo la influencia de la Luz. Ella sale de la esclavitud a su deseo y voluntariamente se vuelve esclava de la Luz, al elegir estar bajo el dominio del atributo de otorgamiento, por encima de la razón.

Sabe que está haciéndose esclava, que ella misma está esclavizándose, y que ya no es libre, pero está libre del deseo de recibir y de su amado yo, de quien se preocupa constantemente. Ella está bajo otro tipo de dominio y de hecho quiere estar bajo este dominio.

No hay un estado neutral en el camino entre Egipto egoísta y el otorgamiento completo. La persona se mueve de inmediato desde un tipo de dominio al otro, pero ella lo desea y anhela aun cuando todavía está en Egipto. Además de la repulsión, del odio y del rechazo que siente hacia el estado en Egipto, también anhela que el dominio total de la Luz la gobierne, la guíe y la maneje completamente.

Así es como debemos prepararnos internamente. Esperemos que de alguna manera estemos listos para eso y en cuanto a todo lo demás, el Señor completará el trabajo por nosotros.

(132569)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/13/14, Escritos de Rabash

Material relacionado:
Esclavos del faraón o siervos del creador
Preparación para una oración
¿Cuánto durara nuestro exilio de 400 años?

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: