Una imagen real del mundo

Dr. Michael LaitmanLa Torá, “Éxodo” (Pekudei), 38:22: Bezalel, hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá, hizo todo lo que el Señor le había ordenado a Moisés.

Bezalel significa “a la sombra del Creador”, es decir el Masaj (pantalla) que el ego construye en semejanza a la Luz, de acuerdo a los materiales que hay en nosotros. Todos ellos se actualizan de acuerdo al nivel de Aviut (espesor).

La Torá, “Éxodo” (Pekudei), 38:24: Todo el oro que había sido utilizado para el trabajo en toda la obra del Santo, el oro de la tejeduría fue veintinueve talentos, setecientos treinta shekels, según el shekel sagrado.

Los shekels no son monedas, sino una medida de oro, ya que todo se medía por su peso en la antigüedad.

Aquí tenemos una cuenta completa de oro y plata y otros materiales que se utilizaron en la obra santa.

Hay materiales que pertenecen al nivel del inanimado, como la arcilla, la grava, etc.; materiales del mundo vegetativo, como la lana y las diferentes plantas y materiales del mundo animal como los cueros y el algodón utilizados para hacer la ropa, etc. Todos ellos simbolizan los deseos de los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza.

En el trabajo espiritual, nosotros elevamos estos deseos al nivel superior llamado Adam (un ser humano) y creamos el Tabernáculo, la vasija para la revelación del Creador.

Todos los deseos están dentro de la persona, y la persona es la vasija para el mundo entero. Esto se debe a que el mundo está dentro de mí y no afuera, aunque yo sienta que es corpóreo, material, real, y que existe por fuera de mí.

Cuando siento estas dualidades, yo mismo puedo calibrarme para volver lo antes posible a la imagen correcta del mundo. Esto me ayuda a volver a examinar mi actitud hacia los que me rodean, hacia el entorno ecológico y hacia toda la humanidad.

Todas las guerras en el mundo en realidad están dentro de mí. Estas ocurren ante mis ojos dado que soy como un proyector que proyecta delante de mí todo lo que sucede dentro de mí: batallas, problemas, explosiones, el espacio, etc.

Esta sensación se revela gradualmente dentro de mí bajo la influencia de la Luz, y yo empiezo a pensar que todos los problemas y las dificultades que hay en el mundo son una proyección de mis atributos no corregidos. Primero tengo que corregirme yo mismo, y con esto corrijo el mundo entero. Esta es la percepción correcta de la realidad.

Desafortunadamente nosotros queremos lo contrario: corregir todo lo que nos rodea para sentirnos bien internamente. Pero esto sucede de acuerdo al pensamiento de la creación con el fin de enfocarnos en la actitud correcta, en la correcta percepción del mundo.

(131487)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 10/16/13

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta