Una red de pesca en un mar de Luz

Dr. Michael LaitmanPregunta: El año pasado no asistí a las clases, pero he estado estudiando durante 11 años y me gustaría saber ¿dónde está la revelación del Creador? Ya me he dado por vencido, mi vida pasa, y no he alcanzado la revelación. ¿Dónde está el Creador? Yo debo encontrarlo en esta vida.

Respuesta: ¿Dónde está el Creador? El Creador (Bore) es llamado “ven y ve” (Bo – Reh). “Ven” (Bo) significa preparar un lugar con características que hacen posible que el Creador revele. La forma de la vasija de ustedes debe estar en equivalencia de forma con el Creador.

Si quieren que Él se revele, deben preparar la forma apropiada. Supongan que fueron a un almacén y compraron una red de pesca; pero en vez de usarla para atrapar peces, quiere verter en ella cien libras de azúcar. ¿Funcionará esto? No, porque se necesita un saco para azúcar.

Ustedes llegan a un almacén y compran un saco, pero esta vez no necesitan comprar azúcar, sino agua o jugo. ¿Es adecuado un saco para contener agua? No, no es adecuado.

Cada vez que avanzan de esta manera, ustedes alcanzar el siguiente estado y aclaran eso mientras tanto, la vasija no es una vasija. En última instancia, tienen que traer su deficiencia, su vasija, a la correspondencia exacta con la primera cantidad mínima de Luz.

Esta correspondencia es esencial, y a esto se le llama “ven” (Bo). Por eso se nos dice: “Ven a Faraón”, “ven (Bo) y ve” (al Creador). Faraón es una parte del Creador, su nivel de preparación, el Ajoráim (posterior).

No hay nada que podamos hacer al respecto, este es un requisito previo. Ustedes no está de acuerdo con toda la creación, y yo los entiendo. Miles de personas pasan por mi camino, pero el que permaneció, permaneció. Incluso estoy contento por los que han abandonado, pues, a pesar de todo, algo queda dentro de ellos. Algún día volverán y continuarán, si no en esta generación, entonces, en la siguiente.

A través de sus quejas no cambiarán las leyes de la naturaleza de acuerdo a su deseo. No tenemos otra opción: sólo agachar la cabeza y trabajar. El principal problema es que nos olvidamos de que todo el trabajo no se lleva a cabo dentro de la persona, sino entre las personas. En vez de una vasija, de una taza, nosotros venimos con una red de pesca y preguntamos: “He aquí, yo quiero llegar, entonces por qué el Creador no me dio esto, ¿por qué Él no se me ha revelado?”

Pero, ¿qué es lo que quieren conseguir, y dónde quieren conseguirlo? Si quieren adquirir el poder del otorgamiento, éste se revela en un lugar en el que existe una necesidad por él. Y la necesidad del otorgamiento se encuentra entre ustedes y otra persona. Preparen un lugar como este y verán que se revela el otorgamiento. No es más simple que eso.

No es tan simple hacer esto con nuestra naturaleza egoísta, pero la solución está realmente en nuestras manos: El Creador está entre ustedes y un amigo. ¡Por favor, adelante, revélenlo!
(132512)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 4/11/14, Escritos de Rabash

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: