Una vasija adecuada para almacenar la Luz

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, Carta 13: De hecho, yo siento que todos ustedes juntos han sustituido el hoy por el mañana, y que en vez de “ahora”, dicen “después”. No hay cura para eso, sino el esfuerzo por entender ese error y distorsión, que uno es salvado por el Creador sólo si necesita la salvación hoy. Aquel que puede esperar hasta mañana obtendrá su salvación después de sus años, Dios no lo quiera.

Nosotros sólo debemos trabajar en nuestra deficiencia. Todo el problema es llegar hasta él. Y la deficiencia dirigida correctamente se convierte inmediatamente en el lugar para el descubrimiento y la absorción de las propiedades espirituales, de la Luz Superior.

Todo nuestro trabajo debe hacerse únicamente en las deficiencias, en este deseo. Y el deseo debe ser a través de la equivalencia y la adaptación a la Luz, de acuerdo a todas las leyes de la física: La vasija y la Luz deben coincidir una con la otra según sus frecuencias y ubicaciones. Es imposible utilizar un saco para almacenar agua, o un frasco para preparar cemento. Todo tiene su propio contenedor, y así también ocurre en la espiritualidad; esta es una condición muy básica e importante.

El problema es que nosotros no sentimos que no hay necesidad de trabajar en la Luz, la cual está disponible en abundancia y está en reposo absoluto, ni que tenemos que trabajar en la vasija, en nuestra deficiencia. La deficiencia sólo puede alcanzarse a través del trabajo mutuo entre nosotros. Según el grado en que anhelemos activamente alcanzar el estado espiritual corregido, entonces, en ese grado, la Luz Circundante nos ayudará a preparar la petición correcta, hasta que se revele como Luz Interior.

Esto les sucedió a ustedes debido a la negligencia en mi petición por esforzarme en el amor de los amigos, como se los he explicado de todas las formas posibles, que esta cura es suficiente para recompensarlos por todos sus defectos. Y si no puede elevarse al cielo, entonces les he dado una manera de moverse sobre la tierra. Entonces, ¿por qué no le han añadido algo a ese trabajo?

La vasija es el alma colectiva que existió antes de la ruptura de Adam HaRishón. Y en la medida que reunamos las partes con el fin de regresarla a su forma correcta a fin de otorgar, entonces nos acercamos a la realización de nuestra función correcta.

Esto se expresa en el amor a los amigos, en una conexión mutua con el fin de asemejarnos al Creador, de modo que la conexión entre nosotros sea de acuerdo a las leyes espirituales: el amor y la garantía mutua.

Ciertamente, nosotros descubrimos que tenemos características y direcciones opuestas a esto, pero entonces tenemos algo por lo cual orar, es decir elevar MAN. Y en respuesta, descubrimos ayuda desde Arriba y llenado, como está escrito: “La Torá no fue dada sino a aquellos que comieron el maná (Man)“, es decir de aquellos que se nutren por medio de sus peticiones al Creador.

(131730 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 4 de Abril del 2014, Escritos de Baal HaSulam)
Material Relacionado:

No hay mañana en la espiritualidad
No pospongas la corrección hasta mañana
Sin deficiencias personales sino con los materiales para el trabajo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta