Y cada hombre sabio de corazón hizo el tabernáculo

Dr. Michael LaitmanLa Torá, “Éxodo” (VaYakhel), 36: 8, 36:13, 36:20: Entonces todos los sabios de corazón de entre aquellos que realizaron el trabajo, hicieron el Mishkán de diez cortinas [que consiste] de lino fino torzal, y lana azul, púrpura y carmesí. Un diseño de querubines, obra de un maestro tejedor, él lo hizo. Hizo también cincuenta broches de oro, y ató las cortinas una con otra con los broches, de modo que el Mishkán se volviera uno. E hizo las tablas de madera de acacia para el Mishkán y las puso en pie.

Se trata de la creación del Masaj anti egoísta (pantalla), que devuelve la Luz, y todas las otras acciones espirituales que sólo tienen la finalidad de otorgar. E hizo las tablas de madera de acacia para el Mishkan (Tabernáculo), y las puso en pie, es decir que los sabios de corazón elevaron el Masaj a la altura deseada y por lo tanto dejaron al ego por debajo del Masaj.

Los broches de oro y las otras joyas simbolizan nuestros deseos egoístas, todo lo que está muy cerca de nuestro ego. Si les mostramos estas cosas a los animales, por ejemplo, ellos ni siquiera las miran, pero para el ego humano son muy importantes. Los seres humanos difieren en eso de los animales. Esto en realidad es lo que ama nuestro ego. Así, el ascenso a un cierto nivel simboliza la adaptación del Masaj al ego de la persona, a lo que ella puede soportar y oponerse.

(131063 – De Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 10 de julio del 2013)

Material Relacionado:

Háblales los sabios de corazón
El vacío interior es el embrión de la vasija espiritual
Entrelazando dos líneas

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: