entradas en '' categoría

Regalos que no se ven

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué necesitamos esperar la redención, la cual es imposible sin nuestra esperanza?

Respuesta: Simplemente es necesario sentir cuánto la necesitamos. Mientras no tengamos una deficiencia por algo, no hay Kli; nosotros no estamos preparados para recibir el llenado  deseado.

El Creador está dispuesto a darnos regalos en la medida en que nosotros los queramos. Él sólo exige una cosa: que tengamos un deseo por ellos, de lo contrario no sentimos los regalos. Si ustedes le traen a una persona un regalo que no necesita, ella no sentirá ningún valor en este.

Así que debemos alcanzar una deficiencia y luego descubrir que el regalo que ya se encuentra, que está cerca de nosotros, en el aire. Todo el espacio que nos rodea está lleno de regalos; ustedes simplemente no los ven ni se imagina lo que está sucediendo aquí. Todo ya se encuentra, sólo necesitan una deficiencia.

Es como si yo me quitara las gafas y no viera nada en frente de mí. ¿Cómo es posible darle algún tipo de regalo a una persona así? La Luz superior se encuentra en absoluto reposo, pero el regalo se revela en el deseo apropiado para la Luz. Preparen su deseo y el regalo se revelará.

No hay necesidad de pedirle al Creador: “¡Dame, dame!” En el momento en que yo empiezo a preparar mi deficiencia, descubro que no estoy listo para hacer esto, entonces le pido al Creador: “Ayúdame a moldear mi deseo para el regalo que Tú has preparado para mí”. Y el Creador les ayudará.

Pero mientras no haya formado el deseo, yo no sentiré el regalo. El deseo debe coincidir exactamente con el regalo, con la Luz. La redención no vendrá mientras yo no tenga un deseo completo, una necesidad por el Creador, por el Rey del mundo, mientras no haya sensación de exilio. ¡La separación del Creador es la muerte para mí! Él debe descubrirse en mi mundo; de lo contrario, no seré capaz de conseguir lo que tanto necesito.

Si yo no tengo esta sensación de exilio, entonces, ¿cómo puede venir la redención? ¿Cómo puede revelarse el regalo si no tengo una necesidad por él? Tengo que sentir que estoy anhelando otorgar y que no estoy preparado para alcanzar esto, de tal manera que soy obligado a que el Creador tenga que sálvame, a revelar Su grandeza.

Yo no necesito Su revelación, de lo contrario empezaría a disfrutar de Él de manera egoísta; en vez de ello, necesito la sensación de Su grandeza. ¡Esto es todo lo que pido! Así como es importante para mí ir de vacaciones o relajarme en la playa ahora, tengo que pensar constantemente en el otorgamiento y entender que para lograrlo necesito la grandeza del Creador.

Mi deseo necesita recibir una forma que se acomode a la revelación del Creador. Yo quiero otorgarle al Creador, sentir dentro de mi deseo cómo le otorgo a Él, y que Él disfruta de mí y de esta forma me otorga. Así estamos juntos con Él en esta intención, en la adhesión uno con el otro, en otorgamiento mutuo.

No hace ninguna diferencia quien otorgue y quien reciba. El Creador da y yo doy; Él otorga y yo otorgar, ambos somos iguales. No importante quién sea primero y quién último, si hay amor entre nosotros, nuestras acciones son completamente iguales. El hecho de que Él sea el Creador y yo la criatura pierde todo significado. ¿Es menos importante el niño para su madre de lo importante que es ella para sí misma?

Pregunta: ¿Se deduce que el Creador también recibe?

Respuesta: El Creador obtiene placer de mí. Pero, ¿dónde disfruta Él si no tiene ningún deseo de recibir? ¡Él disfruta mis deseos! Es como una madre que disfruta de su bebé, ya que las cosas le funcionan bien a él. Su placer se encuentra en el niño.

Ahora podemos entender cuán grande es nuestro deseo de placer. Dentro de él ya está el deseo de otorgarle al superior, así que todo empieza y termina con nuestro deseo.
(133865)
De la 5° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/29/14, Escritos de Baal HaSulam

Cuando se acercan al Creador, despiertan a Faraón

Dr.Michael LaitmanA través de toda nuestra historia hemos avanzado gracias al desarrollo del ego. Esto es lo que nos hace diferentes de los animales, las plantas, y la materia inanimada en la cual el deseo de disfrutar apenas se desarrolla.

A la persona debe dársele la libertad de elegir, o al menos enseñársele que esta libertad existe para que el ego crezca y ella se acerque a este. Mientras más esfuerzos haga ella para prepararlo y corregirlo, más grande es la maldad que descubre.

Por lo tanto, cuando la persona estudia y hace esfuerzos en el grupo, participando en su trabajo, tratando de inclinar la cabeza como es necesario, ella establece diferentes tipos de apoyo. Esto es llamado siete días de saciedad.

Entonces se revelan los siete años de hambruna, dado que ella ha preparado sus vasijas y ahora puede lidiar con las revelaciones poco placenteras en su deseo de disfrutar. Esto sucede para que sea capaz de trabajar con su deseo y descubrir que su naturaleza egoísta es su enemigo.  Por lo tanto, Moisés se queja ante el Creador de que cuando comienza a hablarle a Él y alcanza el deseo de disfrutar con su mente y corazón espirituales, con la sabiduría de la Cabalá, este deseo se vuelve incluso peor.

Antes de que ella pensara en su corrección, no había tantos ascensos y descensos. Había sólo ligeros movimientos como resultado de haberse incorporado al grupo, pero más tarde comenzó a entender que era posible acercarse al Creador al conectarse y establecer una nación. Mientras más se acerca la persona a la línea derecha, al Creador, al valor del otorgamiento, a la conciencia de que la fuerza superior es el atributo más sublime y no hay nada excepto eso, más fuertemente se despiertan en ella la línea izquierda y Faraón.

Esto sucede de esta forma para que la persona permanezca balanceada, para que sea capaz de estabilizar su estado en el medio de esas dos líneas, y encuentre quién y qué es ella. Por lo tanto, Moisés se queja justamente de que el pueblo se siente peor desde que él vino hacia el Creador. La razón es que en el momento en que Moisés se acerca al Creador, Faraón crece con el fin de mantener el balance entre el Creador y Faraón. No debemos olvidar eso.

Moisés va con el Faraón para hablar en nombre del Creador, lo cual significa que entiende que su meta es acercarse al Creador. Como resultado, todo se vuelve peor, y sólo el equilibrio entre esas dos fuerzas puede ayudar ahí. Esto significa que debemos conectar los dos polos, darnos cuenta que ambos provienen del Creador, aparte de quien no existe nadie más, y que tenemos que seguirlos a ambos, lo cual significa la línea media.

No debemos olvidar que las dos líneas tienen que estar incorporadas en la línea media hasta que venga un tercer socio que las conecte, y las complete. Esto significa que existe una guerra constante.
(133642)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/27/14, Escritos de Rabash

Díganle “no” a un nuevo holocausto

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿A través de su actividad, puede nuestro grupo ayudarle al mundo a prevenir ahora un nuevo holocausto?

Respuesta: ¡Definitivamente! Yo siempre estoy hablando de esto; es para esto que existimos. Si Israel decide que lo interior es más importante para ellos que lo externo, todo está en nuestras manos. Quiero decir que lo interno, el otorgamiento, debe ser el valor más elevado, más apreciado que la recepción, en otras palabras, la fe por encima de la razón.

Say-No-To-A-New-Holocaust

Si organizamos a Israel de esta forma (1-2), no se necesita nada más. Todo el resto se arreglará por sí mismo. No es necesario mirar al mundo, ya que éste será una copia de lo que sucede con nosotros.

Pero hoy, ni nuestro grupo ni el exterior de Israel,  es decir el pueblo de Israel, están conectados de manera adecuada. Y también es necesario tomar en cuenta que la parte externa de Israel todavía tiene una parte llamada la “multitud mezclada”. Todas esas partes deben ser organizadas correctamente, de arriba hacia abajo.

Israel tiene la culpa por esto, y sólo ellos pueden corregirlo todo. El problema es que cuando recordamos lo que sucedió, depende de nosotros el sacar las conclusiones correctas y el comenzar a actuar para que esto nunca regrese. Pero no estamos haciéndolo.

Entonces llega el día de conmemoración del holocausto y la vida continúa como antes. Y el hecho de que estamos yendo y avanzando hacia el mismo estado no le molesta a nadie. Las personas no entienden  la conexión entre este estado y aquel otro.

Israel está peleando por su imagen todo el tiempo. Pero por qué relacionarse con esto si a través de nuestro estado interno determinamos todo lo que sucede afuera. Están derrochándose billones para crear un buen nombre para nosotros en el mundo. Pero esto nunca sucederá. Si hacemos lo necesario para unirnos, el mundo entero sentirá esto en el interior, aceptará este conocimiento junto con la Luz, y entenderá que algo bueno sucedió.

Y las personas entenderán que esto está llegando a través de nosotros. Ellas nos levantarán sobre sus hombros, como escribieron los profetas, con el fin de llevarnos al sagrado Kli del alma colectiva. El mundo está listo para ello. El problema es que ante nosotros está el pueblo de Israel, unas personas “de dura cerviz”, como son llamadas en la Torá. Pero debemos llevar a cabo nuestro trabajo bajo esa condición.

Un día como este es el momento más apropiado para hablarle al pueblo acerca de ello. Todo depende de Israel. Este pueblo soportó muchos problemas a través de todas las generaciones. Pero si la persona profundiza en la sabiduría de la Cabalá y ve el plan de la creación, ella no puede culpar por nada a la supervisión superior. Estará convencida de que ésta siempre es buena y benéfica.

Es imposible hacer algo en contra de esta, porque todo ha sido hecho con una sola meta, llevarnos a la plenitud. Si tenemos un hijo, podemos consentirlo con todo y concederle todos sus deseos. Pero todos saben que crecerá y será un hombre sin ningún valor. Entonces no hay elección, debemos tomarlo junto con toda su naturaleza egoísta, con manos fuertes, y educarlo, entonces crecerá y será una buena persona.
(133784)
De la 5° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/28/14, Temas elegidos sobre: El día del holocausto

Un punto que revela el mundo superior

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Cuál debe ser el trabajo interno de la persona durante las comidas?

Respuesta: Cada uno de nosotros debe trabajar constantemente de forma interna, y no hace ninguna diferencia si lo hace durante una comida o no. Yo siempre tengo que trabajar para estar internamente en el centro del grupo y buscar allí al Creador que está oculto. Y se nos dice “un Dios oculto”, “el superior está oculto”.

Yo mismo tengo que llevarme hasta el punto de conexión, de adhesión, y luego expandirlo constantemente al sentir en él muchas cualidades, sensaciones, sonidos y Luces, lo cual significa descubrirlo.

Cuanto más aclare el punto de adhesión en el que está el Creador, más profundamente penetro en él y cuanto más pronto comienzo a sentir sus atributos y la combinación entre ellos, y por lo tanto convoco hacia mí mismo la influencia de la Luz superior. Entonces descubriré un pasaje especial hacia el mundo superior.

En esto es en lo que tenemos de involucrarnos y no solamente durante la comida.

El punto de adhesión empezará a expandirse gradualmente, y a partir de este punto central de creación, primero se convertirá en el mundo de Assiya, y luego el mundo de Yetzira, Beria, etc. Yo comenzaré a unir dentro de mí las almas individuales en un alma general sobre los niveles del inanimado, vegetativo, animado y hablante. Esto poco a poco se revelará como vida, como una completa conexión entre las sensaciones y la comprensión, y es un trabajo continuo.

Las comidas, las reuniones de amigos, y la difusión sólo añaden sus formas adicionales a la búsqueda interna. Todo nuestro trabajo tiene que centrarse en este punto único.
(133637)
De la lección diaria de Cabalá del 4/17/14, Preguntas y respuestas con el Dr. Laitman

El Mar Muerto es la encarnación de Maljut

Dr.Michael LaitmanPregunta: De acuerdo a la geografía cabalística, ¿el Mar Muerto simboliza Maljut?

Respuesta: El Mar Muerto (en hebreo, el Mar de Sal) es el punto más bajo del planeta. Tiene que ser salado, puesto que la sal es la sustancia alimenticia más baja y esencial, la cual no se deteriora.

¿Qué consumimos de la naturaleza en su forma natural? El agua y la sal. El agua y la sal son el material del Mar Muerto.

Maljut es la encarnación de toda la naturaleza inanimada, así que en realidad no hay vida en el Mar Muerto a excepción de algunas bacterias. Pero hoy en día el mundo está en un estado en el que las bacterias existen en diferentes formas y pronto podremos encontrar sin duda que también han sido descubiertas en Marte.

Pero la vida común no puede existir en la sal, dado que es un conservante que fija todos los atributos. Ésta no permite que nada se desarrolle. Es un atributo puro de Maljut. El agua del Mar Muerto, es decir el atributo de Bina, está destinado sólo a que la sal crezca y simboliza el uso de los más leves despertares altruistas en beneficio del ego. El utilizar al Creador para sí mismos es la adición de agua a la sal.
(133744)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 11/27/13

La sal simboliza una alianza fuerte

Dr.Michael LaitmanLa Torá “Levítico” 2:13: Y cada ofrenda de harina que presenten, la sazonarán con sal; y no harán que falte jamás de su ofrenda la sal del pacto de su Dios; en cada ofrenda ofrecerán sal.

La Torá le da gran importancia a la sal. Incluso en nuestro mundo, vemos cuán importante es ésta, es imposible vivir sin ella.

La sal es el único conservante natural del mundo que lo preserva todo. Las personas suelen poner sal en los productos alimenticios con el fin de preservarlos. Hoy en día también se añade azúcar como un conservante de la comida, pero no es un método natural de conservación en el cual sólo se usa sal.

La sal lo conserva todo, entonces le llamamos un pacto con sal, la unión de la sal. Porque la sal en el pasado era apreciada, su precio era su equivalente en oro.

Si yo hago un pacto con alguien, con el Creador por ejemplo, al traerle a Él pan como una ofrenda, lo cual significa mi parte corregida, yo tengo que traerle pan con sal. Esto significa que en realidad he corregido mi deseo.

Espiritualmente significa que he alcanzado el final de la corrección de cierto deseo, es decir  que he corregido todo el ego que se me reveló hasta cierto punto como altruismo. Al mismo tiempo, también calculo que esta corrección no es al final,  y esto está simbolizado por la sal.
(133626)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 11/27/13