entradas en '' categoría

Persecución sin esperanza

Dr. Michael LaitmanOpinión (Natalia Voykova, columnista de Terra Latina, experta en temas de género): “Después de haber recibido en el siglo 20 la libertad necesaria, la mujer comenzó a instalarse y a cambiar el orden del mundo moderno; ella no tiene ninguna prisa por tener hijos, pero ¿está satisfecha con esta libertad?”

“Tanto la izquierda como la derecha construyeron a la mujer moderna fuerte, autosuficiente, educada, de negocios, soltera. De acuerdo a la lógica del capitalismo, la lucha por los derechos de las mujeres era una lucha por el derecho a consumir sin mirar al hombre”.

“La imagen del opositor evoca simpatía; siempre está de moda ser ‘opuesto’, y hoy en día esto significa ser un conservador, y eso significa que la sociedad está en el camino hacia lo unisex, hacia un nuevo tipo de ser humano, un nuevo poder en el mundo virtual surrealista, en el que hombres y mujeres son iguales”.

“Una combinación de masculino y femenino en la mujer moderna es su parte integrante. La mujer ya no está persiguiendo a un hombre: ella lo alcanza. Las oportunidades comenzaron a compartirse no entre hombres y mujeres, sino entre capaces e incapaces. Como resultado de ello, no vemos una gran desigualdad entre hombres y mujeres, sino entre las mujeres. El nivel de desigualdad lo determina por la educación.

2. Las personas bien educadas se casan entre sí. Y viceversa. Así es como se forma la sociedad unisex.

3. Además, hay una sociedad de ‘mujeres’, un cruce entre “él” y “ella”. En Alemania, el género en un recién nacido es abolido. La primera persona asexuada se ha registrado en Australia.

“El resultado final: La civilización casi ha perdido a la mujer en la búsqueda de una mujer”.

Mi comentario: La vida familiar volverá a ponerse de moda después del “reconocimiento del mal” que está en progreso, con el resultado de que al final la mujer no consiguió nada…

(135259)

Arte en el trabajo

Dr. Michael LaitmanPregunta: El trabajo interno es un asunto de constantes aclaraciones internas. ¿Es posible amarlo?

Respuesta: Un buen trabajador es llamado un artista que disfruta de su trabajo y no por la paga. Él necesita la recompensa sólo para el avance, pero para él  esto no es lo principal.

Él lleva a cabo acciones difíciles y desagradables, pero ama su trabajo y recibe placer de él, que puede descubrir sólo a través del trabajo duro y los esfuerzos.

Eso es llamado arte, de lo contrario es sólo un simple acto de trabajo por la recompensa. Lo que se considera es sólo el grado en el que disfruta del trabajo que el Creador le da. Por lo tanto, nosotros tenemos que honrar a Faraón.

Todo depende de eso, de aquello con lo que ustedes se identifican. Puede ser que yo sólo quiera sentirme bien y nada más me preocupa. O todo lo contrario, lo importante no es lo que yo siento, pero tengo que conocer la esencia de las acciones que ahora estoy atravesando. Y a partir de eso, quiero recibir satisfacción.

Esto significa que no estoy atrapado en las sensaciones desde dentro de mi deseo de recibir, sino en la idea, la meta y la misión, que me da satisfacción. En eso, yo cambio de una forma de llenado a la otra y me alejo de la sensación de dificultad en el trabajo y de la oscuridad y me adhiero yo mismo a la grandeza de la meta; específicamente dentro de la mayor oscuridad, soy capaz de ver la Luz más grande y la mayor satisfacción.

Yo cambio la esencia interna de la acción, y en vez del deleite que recibo en el ego, recibo deleite de mi conexión con el Creador. Por lo tanto, es sólo desde dentro de la mayor oscuridad, desde el Majsom (barrera) que no puedo cruzar, y el Masaj (pantalla), el cual está entre el Creador y yo, en el que estoy interesado, puedo justificar esto y transformarme para ser así.

Es específicamente a través de esto que me vuelvo independiente en Gmar Tikkun (el final de la corrección) por medio de la diferenciación completa del Creador y la adhesión con Él por encima de todas las diferencias. Por lo tanto, se conectan dos opuestos.

(134680 – De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 1 de Mayo del 2014, El Libro del Zóhar)

¿Cómo elevarse por encima del poder del dolor?

thumbs_laitman_281_01Pregunta: Existen varios niveles de ocultamiento. ¿Por qué es que a veces atravesamos estados que son tan dolorosos que no podemos pensar en nada más aparte del dolor y por lo tanto nos aleja del Creador?

Respuesta: A veces, el trabajo puede hacerse en el estado de ocultamiento; a veces no es así. Depende del tipo de ocultamiento. Ocurre que de vez en cuando todos están pasando sólo por un dolor físico. La Luz impacta el deseo de esta persona y le demuestra una falta de salud y un sufrimiento físico tremendo.

De acuerdo a la aflicción física, uno permanece en los niveles del inanimado, vegetativo y animado. Todavía no asciende al nivel hablante. En otras palabras, la Luz ilumina a esta persona sólo en los tres primeros niveles pero no alcanza el cuarto nivel, ya que la cuarta fase es el estado humano, por ejemplo un estado en el que la persona ya ha establecido una conexión con el Creador.

Si la Luz abarca sólo los tres primeros niveles, uno siente dolor y nada más. Sin embargo, si la Luz ilumina un nivel adicional (el nivel hablante), uno empieza a entender que el origen del dolor de uno es el Creador. En otras palabras, esta persona permanece en ocultamiento ya que siente aflicción en vez de benevolencia. E incluso, hasta cierta medida uno alcanza cierto grado de revelación, porque se da cuenta que el Creador es el origen del sufrimiento de uno. Esto significa que ya puede tratar con sus problemas.

Todo depende de la Luz. Cuando la Luz deja de trabajar, las personas se vuelven animales. Cuando la Luz brilla incluso un poco en nosotros, llegamos a ser ligeramente similares a los seres humanos, a las personas que llegaremos a ser en el futuro. Por lo menos establecemos cierto tipo de conexión con el gobierno superior.

¿Somos capaces de controlar este estado? Esto sólo es posible dentro del grupo; nada más ayudará. Si uno suele ser parte del grupo, entonces incluso se somete a este tipo de impacto del Creador y si aun así no siente nada excepto el dolor de que ante los ojos de uno no está conectado con Él de ninguna manera, con la ayuda de sus amigos, uno puede despertar y conectarse rápidamente con el Creador.

Si no es parte de un grupo, uno inevitablemente caerá bajo el poder del dolor y severos problemas, o no será capaz de avanzar hasta que la Fuerza superior se apiade de él. Este programa de desarrollo natural continúa trabajando y modifica continuamente los estados que atravesamos.

(134595 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 2 de Mayo del 2014, Escritos de Rabash)

El elemento faltante en el mosaico mundial

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué se dice que la verdad puede verse sólo desde el lado opuesto, desde la oscuridad?

Respuesta: Todo lo que vemos es la carencia que debemos llenar con nuestra actitud correcta hacia el Creador. En este contexto, la verdad es la revelación de un espacio vacío que tiene que llenarse con nuestro amor por el Creador y nuestra actitud correcta hacia la ausencia de la revelación.

El Creador nos reveló un fragmento de todo el cuadro, y nosotros tenemos que imaginar qué forma de otorgamiento se supone  que descubrimos en la pieza del rompecabezas que se nos dio. Podemos hacer esto a través del trabajo en el grupo, la difusión y los estados que trabajamos.

Nosotros sólo podemos suponer qué forma en particular tenemos que elegir para llenar el espacio vacío en el rompecabezas. Tenemos que tomar una decisión cuando vemos una nube encima y la tierra debajo, el espacio vacío o el césped y una pequeña parte de un árbol a cada lado. Entonces imaginen qué está en la mitad del rompecabezas, por ejemplo, qué forma de otorgamiento es. Si trabajamos con nuestras carencias de la misma manera, de pronto descubriremos lo que falta.

El proceso de trabajo con las carencias descritas arriba es llamado “una revelación”. El Creador nos muestra el lugar de la deficiencia; Él la devela y la ilumina para nosotros. Es por esto que empezamos a sentir la deficiencia. El Creador influye nuestro deseo de recibir por medio de la Luz de Jassadim (misericordia). Nuestro deseo de recibir rechaza la Luz de Misericordia. Sin embargo, la falta de deseo “impresiona” el deseo de recibir y este se manifiesta de varias formas.

Esta es la forma en la que se construye en nosotros una imagen negativa. Nuestra tarea es darle la vuelta y transformarla en una forma correcta y positiva.

Sólo podemos suponer qué forma de otorgamiento en particular está faltando en el mundo y en nuestras relaciones con los demás. De hecho, todo el otorgamiento que se inviste en este mundo es el Creador. Nosotros sólo podemos imaginar qué es esta forma, pero somos incapaces de llenar los espacios vacíos sin el Creador, y por lo tanto necesitamos Su asistencia.

Por consiguiente, aparece en nosotros una necesidad de revelar la forma del Dador. Queremos que el mundo se corrija en este fragmento faltante del rompecabezas, alcanzar el estado de otorgamiento mutuo. Es así como completamos gradualmente el rompecabezas.

(134537 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 2 de Mayo del 2014, Escritos de Rabash)

El grupo es mi voz

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo está conectado mi diálogo con el Creador con el grupo?

Respuesta: A través del grupo yo aprendo el idioma por medio del cual me habla el Creador. Lo que recibo a través del mundo es transportado hacia mí en el lenguaje de la Cabalá. Sin embargo, yo no estoy dispuesto a responderle al Creador por mí mismo, porque no estoy listo para crear el mundo e influir en él.

El Creador crea la realidad dentro de mí, en mi cerebro y emociones, entonces siento el mundo y me siento a mí mismo. Así es como el Creador creó la realidad y así me habla.

Para ser capaz de responderle a Él, yo necesito un idioma diferente, mi lenguaje privado. El habla se crea con la ayuda de las cinco partes de los pulmones, y las cinco articulaciones de la boca, la lengua, el paladar y la garganta. También hay diferentes grupos de sonidos dependiendo de la pronunciación: dientes, paladar, garganta, labios y lengua.

El mecanismo del habla es un sistema único. No es por casualidad que el nivel de Adam (hombre) es llamado el “hablante”. Nuestro cerebro y nuestro mecanismo de expresión están conectados firmemente. A través de la garganta, los pulmones y la boca, yo les hago llegar a los demás los pensamientos que tengo en mi cerebro. Y los otros son capaces de escucharlos. Esto significa que hay dos mecanismos separados: uno para el habla y el otro, que es completamente diferente, para escuchar. Estos son asuntos muy profundos.

Yo recibo la imagen completa de la realidad del Creador a través de mis cinco sentidos, que son vista, oído, gusto, olfato, y sensación, entonces le respondo a Él. Pero, ¿cómo prepararme para responderle si todos mis sentidos funcionan sobre la base de recibir la información? ¿Cómo debo reaccionar ante el hecho de que Él se vuelve hacia mí?

Yo no puedo hacer esto por mi cuenta, sino sólo por medio de un único Kli (vasija) que he construido para mí, llamado deseo integral. Esto me obliga a someter mi ego y a conectarme con los amigos, lo cual va completamente en contra de mi naturaleza.

Aun así yo trato de hacer esto, y de esta manera, construiré un sentido adicional a través del cual puedo conversar con el Creador. Esto se convertirá en mi boca espiritual, y de esta forma el Creador me oirá. Él habla conmigo a través del mundo entero en el que me encuentro. Y yo hablo con Él a través del sentido integral, que es el grupo. No tengo otro mecanismo mediante el cual pueda transmitirle información al Creador.

Cuando estoy dentro del grupo y conectado con él, yo activo mis sentidos internos. Comienzan a activar no mis sentidos físicos, como la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto, sino todos mis deseos y todos mis pensamientos. De ello se desprende que cuando me incluyo en un grupo, a través de él activo totalmente todo mi ser y todas mis aspiraciones internas.

A través del centro del grupo, yo le envío mi imagen completa al Creador, es como si Él me mostrara una imagen completa del mundo y de mí mismo a través del grupo en el que se integran todas las clases de pensamientos y diversas sensaciones. Yo hablo con el Creador, “en voz alta”.

Si yo recibiera del Creador la imagen que le envío a Él a través del centro del grupo, yo vería que esta también es una imagen del mundo. De hecho esta es mi reacción a lo que Él arregla para mí en mi vida. Toda la esencia de las impresiones y experiencias de mí mismo y del mundo, a partir de toda la experiencia que he reunido, pasa por el centro del grupo y es absorbida por el Creador.

Así es como empezamos a mantener un diálogo. El Creador se dirige a mí en la forma del mundo entero, incluido el grupo y yo, y yo me dirijo a Él a través del centro del grupo.

(134775 – De la Convención en Francia “Uno para todos y todos para uno”, día dos del 10 de Mayo del 2014, Lección 2)

No debemos dejar caer nuevamente la Cabalá en el ocultamiento

Dr. Michael LaitmanA lo largo de toda su historia, la humanidad ha avanzado debido a su egoísmo. Esto comenzó hace 14 mil millones años en el momento del Big Bang después de la cual comenzó a desarrollarse la materia inanimada. Más tarde, aparecieron sobre la faz de la Tierra las plantas y los animales. Sin embargo, ya en el siglo 21, estamos acercándonos al nivel hablante.

No_deberíamos_dejar_que_la_cabalá_caiga_en_el_ocultami ento_otra_vez-2

Es por eso que nos encontramos en una gran crisis integral, que involucra todos los ámbitos de nuestra vida. ¡No podemos vivir en paz con nuestros cónyuges, hijos, jefes en el trabajo, amigos o vecinos, con nadie! ¡Ni siquiera con nosotros mismos!

Por lo tanto, nos sentimos absolutamente miserables. Todos los sistemas inteligentes y súper complejos que han sido construidos no nos ayudarán, porque la sociedad humana no está equilibrada con el resto de la naturaleza.

No_deberíamos_dejar_que_la_cabalá_caiga_en_el_ocultami ento_otra_vez-1

Existe una brecha entre los humanos y la naturaleza, porque esta última es integral, mientras que nosotros seguimos siendo individualistas. En otras palabras, hay un “más” (+) por parte de la naturaleza, y por la nuestra, por el contrario, hay un “menos” (-). Esta diferencia es tan grande que no podemos disfrutar de nuestras vidas. Sin importar cuánto nos esforcemos, no seremos capaces de escapar de los problemas dramáticos que finalmente se desplegarán.

Es por eso que en el curso de la historia, la sabiduría de la Cabalá estuvo oculta de las personas, esperando el momento en que la humanidad desarrollara su egoísmo hasta un cierto nivel. Comenzando con la antigua Babilonia y hasta nuestro tiempo (durante aproximadamente 3500 años), la Cabalá es una ciencia oculta.

No_deberíamos_dejar_que_la_cabalá_caiga_en_el_ocultami ento_otra_vez

La humanidad progresó sin tener la menor idea acerca de la sabiduría de la Cabalá. Debido a que la humanidad falló en la implementación del conocimiento cabalístico en la antigua Babilonia, nosotros tuvimos que seguir haciendo avanzar nuestro egoísmo hasta este momento. En la actualidad, se revela la sabiduría. En este momento, estamos en el segundo punto de revelación de la Cabalá. Somos los primeros que lo estudian, de tal forma que estamos recibiendo la oportunidad de corregirnos a nosotros mismos.

Si no tenemos éxito, nuestro avance egoísta seguirá durante un poco más de tiempo. Entonces, la sabiduría de la Cabalá de nuevo se ocultará por un cierto período de tiempo durante el cual ocurrirán terribles catástrofes, como una tercera guerra mundial, numerosos desastres, etc. Las aflicciones continuarán desplegándose hasta que horribles tragedias desencadenen una nueva revelación de la Cabalá. La desesperación completa eventualmente forzará a la humanidad a poner en práctica estos conocimientos.

Este es nuestro estado actual. Es por eso que hemos construido un sistema que nos permita estudiar, implementar y difundir la metodología. Hoy en día, toda la humanidad representa una nueva Babilonia. Esto significa que tenemos que trabajar en nuestra corrección, porque es la única forma de cambiarnos nosotros mismos.

(134607 – De la Convención en Francia “Uno para todos y todos para uno”, día uno del 09 de Mayo del 2014, Lección 1)

La música desenreda las cuerdas del alma

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué sucede dentro de mí cuando escucho música que me penetra?

Respuesta: El sonido de la música genera una sensación armoniosa dentro de nosotros, crea equilibrio entre todas las frecuencias de los sonidos y mediante eso somos llenados con un gran placer.

Esta impresión puede durar mucho tiempo, desde el principio de la composición hasta el final, pero en realidad disfrutamos la plenitud que sentimos en esos sonidos, como un texto, palabras, o sabiduría, pero aquí se transmite a través de nuestras sensaciones.

Nuestra materia es un deseo de disfrutar, entonces el sonido de la música tiene un efecto inmediato sobre nuestro deseo y nos hace sentir y entender que esto es seguramente una fuerza que afecta todas nuestras partes de manera balanceada y armoniosa. Hay algo de la perfección superior de la naturaleza en ello.

Entonces, cuando yo escucho música, mis vasijas internas son reconstruidas de acuerdo a esta armonía y comienzo a sentir que asciendo por encima de mi materia, por encima de todo lo que sucede. La música nos corrige y nos eleva. Puede purificarnos, limpiarnos, afinarnos, y regularnos.

En el presente yo soy como un instrumento musical con cuerdas enredadas, un instrumento defectuoso y desafinado. De pronto la música llega a mí, los sonidos penetran en mí en un orden preciso, están conectados uno a otros con acordes armoniosos, con intensidad, con cadencia,  y todas estas melodías me afinan y me calibran. Siento como la música se apodera de mis sensaciones y las desenreda, como si cepillara mi cabello de acuerdo a la melodía.

Esta es la razón por la que amamos realmente que la música se apodere de nosotros. Si es música clásica, queremos que se apodere de nuestras sensaciones y llene todo el vacío interior, justo como agua que se vierte y nos llena con sonidos. Este es el efecto que la música tiene sobre el hombre.

Los sonidos nos llegan desde el nivel de Bina superior, y entonces no sentimos ninguna amenaza en la música. La persona puede asustarse con alguna imagen, con palabras, pero la música no nos asusta, ni siquiera si se trata del alarmante sonido de tambores.

Esta evoca emoción dentro de nosotros y puede hacernos sentir agitados. Pero la mayoría de las piezas musicales estaban destinadas a hacer que la persona sienta placer y alegría. Puede conmovernos hasta las lágrimas, pero es una experiencia muy interna, íntima.

No es un mensaje transmitido visualmente o mediante un mensaje audible que pueda asustarnos. Podemos escuchar música y no saber quién la compuso, de qué se trata, o quién está interpretándola. Es como agua pura que lava mi vasija, pero no me obliga de ninguna manera.

(134554 – Del programa “Una nueva vida” del 27 de Abril del 2014)

Moviéndonos hacia la Luz

Dr. Michael LaitmanPregunta: Se nos dice en El Libro del Zóhar que durante la construcción del Tabernáculo al mundo se le dio amor, justicia, paz y unidad como un presente.

Respuesta: El Tabernáculo es una patente Divina  de conexión entre dos fuerzas opuestas que se complementan una a la otra.

En nuestro mundo sólo hay odio, rivalidad, disputa y desacuerdo. Al acumularse más y más, estos se convierten en una guerra y después todo se tranquiliza por un momento. Pero la paz y tranquilidad son sólo un periodo de transición hacia el siguiente nivel de odio y competencia.

Desafortunadamente, la patente Divina no es conocida para el hombre, dado que vemos que en toda la historia las personas se odian entre sí, sin importar cuán arduamente traten de establecer entre ellas mismas diferentes marcos de diplomacia, ética, leyes, etc.

En el pasado, había ciertas normas y códigos de comportamiento que no existen hoy. Nadie se avergüenza de nada, nadie se avergüenza ante nadie, y la competencia es algo natural.

En el pasado, el hombre, no el dinero, estaba en primer lugar. Los valores principales eran las necesidades culturales de la persona y su perspectiva. Es decir la forma en que ella fue educada.

Hoy, sin embargo, todo se mide en términos de dinero. Los jóvenes no eligen una profesión de acuerdo a sus inclinaciones sino debido a que el sueldo es alto.

Simplemente hemos ascendido al siguiente nivel de oposición entre dos fuerzas opuestas y ahora debemos llegar a un estado muy serio y especial en el que no seremos capaces de vivir en el odio, la envidia, la competencia, rivalidad, conflictos y disputas.

Hoy todos están de acuerdo en que se siente resistencia hacia todos los demás y todos sienten resistencia hacia ciertos individuos, pero eso no le preocupa realmente a nadie, “¿Y qué?, así soy yo y así me relaciono con los otros”. Este es un estado muy bueno porque es aquí donde se revela la verdad.

Así es como vivimos y esta es nuestra naturaleza. La crisis está en todos lados mientras vemos que parte de la humanidad pasa hambre, mientras la otra parte desperdicia comida, pero las personas ignoran tranquilamente esto, “y qué si las personas mueren de hambre, eso no nos importa”. No sentimos compasión sino sólo rivalidad y odio hacia todos.

Entonces necesitamos llegar a un estado en el que esta rivalidad se vuelva insoportable porque de otra manera esas dos fuerzas opuestas se acercarán tanto una a la otra que habrá chispas entre ellas que nos quemarán y nos llevarán al fin de nuestra existencia.

Necesitamos sentir esta amenaza directamente, no con respecto a la humanidad, sino con respecto a nosotros mismos, porque no nos importa nadie excepto nosotros mismos.

Cuando esta sensación llegue a nuestro “yo” interno, las personas se darán cuenta y reconocerán el hecho de que tiene que haber una salida de esto, dado que existe un punto de división en la naturaleza que nos permite salir de este estado. Entonces, gracias a nuestro gran deseo egoísta, comenzaremos a buscar y a exigir desde nuestro interior el camino hacia el estado opuesto. Y lo encontraremos porque tenemos un método para crear una resistencia así entre nosotros, mediante la cual podemos cambiar nuestro trabajo en odio mutuo hacia el amor, la justicia, el entendimiento mutuo, y la igualdad.

Este es todo nuestro trabajo. Es por eso que nos dieron una cabeza y conocimiento, de tal forma que no avanzáramos en la oscuridad como un topo, sino por el camino de la Luz, viendo la meta ante nosotros.

(134533 – Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 06 de Diciembre del 2013)