Con fe en el mérito

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Cuál debe ser nuestra intención cuando leemos El Libro del Zóhar?

Respuesta: Cuando estudiamos diferentes fuentes, nosotros discutimos nuestros deseos, problemas, éxitos, y fracasos. Ahora comenzamos a leer El Libro del Zóhar con el fin de descubrir todas nuestras deficiencias: aquellas que sentimos y aquellas que no sentimos, lo consciente y lo inconsciente, lo expuesto y lo olvidado. Queremos corregir todo eso.

¿Qué es la corrección? No entendemos realmente a otros y estamos bastante confundidos ¿De dónde se supone que venga la corrección? No sabemos y esto está oculto de nosotros. Por lo tanto es llamado mérito.

¡Simplemente pedimos la corrección y eso es todo! Cuando esto suceda veremos qué significa. Pero ya podemos pedir, como un bebé cuya madre entiende cuando llora y le da lo que quiere o necesita; aunque él no pueda expresar su petición ni siquiera con una palabra, ella entiende por medio de su voz lo que necesita.

Lo mismo ocurre con los animales. En general, en cada nivel, el nivel inferior no sabe ni puede entender al nivel superior. La petición del inferior no es realista y por supuesto, es incorrecta con respecto al superior. Pero la diferencia entre los niveles compensa este defecto y lo corrige.

Entonces, no hace ninguna diferencia si nuestra petición no es clara ni la expresamos correctamente. Aun así, es aceptada. Siempre habrá una brecha entre el superior y el inferior, quien no puede pedir lo que tiene el superior. Si tuviéramos los deseos del superior, ya estaríamos en Su lugar.

Yo tengo mis propios deseos y sólo necesito pedir con el fin de recibir. La petición del inferior hacia el superior es compatible con las habilidades del inferior, y la respuesta del superior es compatible con las habilidades del superior, la diferencia entre ellos es llamada mérito.

Es imposible sentir directamente la influencia del mérito. La persona lleva a cabo muchas acciones: trabaja en el grupo, en la diseminación, en la cocina, prepara la habitación para la lección, y es claro que aquí ella invierte sus propios poderes. Pero cuando se sienta simplemente y escucha lo que se lee, le parece que nada sucede.

Aquí necesitamos de la fe en los sabios, de acuerdo a lo cual no hay fuente de Luz más fuerte que El Libro del Zóhar. Nosotros no lo vemos ni lo sentimos, pero es real. Tan solo tenemos que seguir leyéndolo, incluso media hora al día, y funciona. Dejen que la Luz opere en ustedes.

Vemos únicamente los resultados en nuestros deseos, pero no sabemos cómo funciona la Luz. Es como la electricidad que no conocemos realmente, pero que conectamos a ella los diferentes dispositivos: una máquina, una lámpara, o un dispositivo de medida, veremos que la electricidad está fluyendo en la red. Pero esta es invisible en y por sí misma, y la descubrimos sólo por medio de sus acciones. Por lo tanto, es llamada la fuerza que opera en el ser creado quien es manejado por esta fuerza.
(134746)
De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 5/02/14, El Libro del Zóhar

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: