Conexión en aras de la vida

Dr. Michael LaitmanNo debemos pensar que nuestra conexión sólo nos permite pasar el tiempo de manera agradable, o incluso pensar que esta es una carga innecesaria.

Sabemos que lo primero fue creado por una vasija  llena de una Luz. Sin embargo, de esa forma, la criatura (1) no siente qué la llena (2), ella se siente a sí misma y siente su vida, pero no la fuente de vida, es decir que sólo existe en el nivel del inanimado.

Dr. Michael Laitman

Entonces la criatura alcanzará un estado en el que percibe la fuerza superior que la creó y se vuelve como esta, eterna y completa, ella necesita recibir la misma característica, la misma naturaleza que la fuerza superior.

¿Cómo es posible hacer esto? La fuerza superior es el otorgamiento absoluto y la fuerza inferior, la criatura, es la fuerza de recepción. De ello se deduce que es necesario elevar a la criatura, que sólo ha sido hecha de un deseo de recibir, “creada como algo de la nada” y que no piensa en nada, además de llenarse, al nivel de la fuerza superior, a la naturaleza del Creador.

Entonces la criatura se rompió en una multitud de fragmentos, digamos siete mil millones de personas, tantos como los hay en toda la humanidad. Y todos ellos son distantes y están separados unos de otros, debido a la fuerza egoísta que se encuentra en ellos. Este ego es opuesto a la fuerza de la Luz, es decir que es igual al menos (-) de la fuerza. El rechazo que hay entre nosotros es opuesto al Creador. Así que si todos nosotros juntos nos conectamos, el Creador se descubre en nuestras características que se han transformado para volverse como Él.

Entonces, el Creador (Bore) es llamado, “ven y ve” (Bo Re), es decir, vengan a un estado en el que ustedes lo vean a Él en sus sensaciones y características corregidas.

Así que nosotros nacimos después de la ruptura del alma, que se explica como la transgresión del primer hombre con el árbol del conocimiento. Y toda nuestra corrección la hacemos a través de la transformación del odio al amor. El odio es nuestra fuerza de separación (Delta). Si lo convertimos en la emoción opuesta, descubrimos que estamos en el nivel del Creador.

Este es un nivel eterno y perfecto que debemos alcanzar, y lo logramos sólo a través de esta conexión real.

 (134688)
De la Convención en Francia “Uno para todos y todos para uno”, día uno del 5/ 9/14, Lección 1

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta