Cuando se acercan al Creador, despiertan a Faraón

Dr.Michael LaitmanA través de toda nuestra historia hemos avanzado gracias al desarrollo del ego. Esto es lo que nos hace diferentes de los animales, las plantas, y la materia inanimada en la cual el deseo de disfrutar apenas se desarrolla.

A la persona debe dársele la libertad de elegir, o al menos enseñársele que esta libertad existe para que el ego crezca y ella se acerque a este. Mientras más esfuerzos haga ella para prepararlo y corregirlo, más grande es la maldad que descubre.

Por lo tanto, cuando la persona estudia y hace esfuerzos en el grupo, participando en su trabajo, tratando de inclinar la cabeza como es necesario, ella establece diferentes tipos de apoyo. Esto es llamado siete días de saciedad.

Entonces se revelan los siete años de hambruna, dado que ella ha preparado sus vasijas y ahora puede lidiar con las revelaciones poco placenteras en su deseo de disfrutar. Esto sucede para que sea capaz de trabajar con su deseo y descubrir que su naturaleza egoísta es su enemigo.  Por lo tanto, Moisés se queja ante el Creador de que cuando comienza a hablarle a Él y alcanza el deseo de disfrutar con su mente y corazón espirituales, con la sabiduría de la Cabalá, este deseo se vuelve incluso peor.

Antes de que ella pensara en su corrección, no había tantos ascensos y descensos. Había sólo ligeros movimientos como resultado de haberse incorporado al grupo, pero más tarde comenzó a entender que era posible acercarse al Creador al conectarse y establecer una nación. Mientras más se acerca la persona a la línea derecha, al Creador, al valor del otorgamiento, a la conciencia de que la fuerza superior es el atributo más sublime y no hay nada excepto eso, más fuertemente se despiertan en ella la línea izquierda y Faraón.

Esto sucede de esta forma para que la persona permanezca balanceada, para que sea capaz de estabilizar su estado en el medio de esas dos líneas, y encuentre quién y qué es ella. Por lo tanto, Moisés se queja justamente de que el pueblo se siente peor desde que él vino hacia el Creador. La razón es que en el momento en que Moisés se acerca al Creador, Faraón crece con el fin de mantener el balance entre el Creador y Faraón. No debemos olvidar eso.

Moisés va con el Faraón para hablar en nombre del Creador, lo cual significa que entiende que su meta es acercarse al Creador. Como resultado, todo se vuelve peor, y sólo el equilibrio entre esas dos fuerzas puede ayudar ahí. Esto significa que debemos conectar los dos polos, darnos cuenta que ambos provienen del Creador, aparte de quien no existe nadie más, y que tenemos que seguirlos a ambos, lo cual significa la línea media.

No debemos olvidar que las dos líneas tienen que estar incorporadas en la línea media hasta que venga un tercer socio que las conecte, y las complete. Esto significa que existe una guerra constante.
(133642)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/27/14, Escritos de Rabash

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: