El ego empuja a la persona hacia el otorgamiento

thumbs_laitman_550Pregunta: ¿Cómo empujan los egipcios a los hijos de Israel a trabajar con el fin de otorgar?

Respuesta: ¡Por medio de la desesperación! La persona realiza acciones egoístas, Lo Lishmá (no por su propio bien), pero esto no importa, dado que nosotros estamos por debajo del Majsom (barrera).

 The-Ego-Pushes-A-Person-To-Bestowal

Por encima del Majsom, está el dominio del otorgamiento, la intención altruista, mientras que por debajo del Majsom existe el dominio de la recepción, la intención para mí. Después de la ruptura, los deseos cayeron por debajo del Majsom. La ruptura ocurrió a propósito con el fin de proporcionarnos las condiciones en las que querremos regresar a la conexión, incluso de manera egoísta, y eso se considera que tenemos la intención correcta.

Esto significa que la Luz que Reforma operará en nosotros desde Arriba. La frontera del Parsa, del Majsom no detiene a la Luz Circundante ni es un obstáculo para ella. La Luz Circundante puede iluminar incluso con una intención egoísta y una oración. El MAN puede provenir de los deseos egoístas que sólo anhelan un poco de otorgamiento.

El Parsa es una frontera muy sensible, así que nosotros podemos alcanzar la corrección dese cada uno de los estados.

Los egipcios, los deseos de disfrutar, son los que empujan a Israel a trabajar con el fin de otorgar, de manera que después puedan tomar todas las ganancias. Es como una serpiente que se traga todo el fruto de nuestro trabajo. ¿Qué otro medio puede ayudarme a avanzar además de Egipto, además de mis deseos egoístas?

La persona que no tiene otro medio. Hay un punto en el corazón que es empujado hacia adelante por medio de vasijas egoístas: pensamientos, deseos e intenciones. Sin este obstáculo yo no tengo nada sino solo las chispas llamadas los hijos de Jacob. Estas chispas en realidad no quieren hacer nada y sólo son Reshimot (reminiscencias) dentro de la persona.

Podemos avanzar sólo por medio de los crueles deseos egoístas de este mundo y de más allá de este: los deseos por alcanzar, entender, ascender por encima de la vida y la muerte. ¿Dónde podemos obtener la energía para llegar a la lección de cada mañana y difundir? Todo esto proviene de Faraón, y de nuestro ego. La persona que suprime su ego no puede avanzar.

Por lo tanto, nosotros no restringimos nuestras acciones egoístas. Por el contrario, cuanto más nos empuje el ego, mejor. Como se nos dice, “aquel que es más grande que su amigo, su deseo es aún mayor”. La persona anhela alcanzar al Creador, y Faraón le ayuda avanzar.

Tenemos que usar todo el ego cruel que tenemos, es decir pasar a través de las 49 puertas de impureza. Los egipcios nos ayudan a avanzar, pero al mismo tiempo, cada vez recibimos la Luz, y así llegamos a un estado en el que tenemos que escapar. La Luz que viene a nosotros crea esta actitud especial hacia la intención en nosotros, pero realizamos todas las acciones y estas se anotan en la cuenta de los egipcios.

Así que el mejor Faraón es aquel que nos da problemas y nos lleva a un estado en el que escapamos de él.

(132819 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/16/14, Escritos de Rabash)

Material relacionado: 

Moviéndonos hacia adelante impulsados por el grupo
Un tiempo de misericordia especial proveniente de arriba

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta