El éxodo de Egipto, en ese entonces y ahora

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué se nos dice que la última redención será diferente a la salida de Egipto?
Respuesta: Estos son los mismos principios. No puede haber nada básicamente nuevo porque las leyes de la Luz y el deseo no cambian. Pero indudablemente la última redención será diferente a la salida de Egipto.
Debemos comparar las condiciones en que vivimos ahora y las del pasado. La vasija de la nación de Israel que bajó a Egipto no se rompió. Era pequeña, pero estaba completa. Así fue como empezó a unirse a Egipto y a entrar en el deseo de disfrutar para sí misma sin la ruptura, pero manteniendo su intención para otorgar. Por lo tanto, se nos dice que los hijos de Israel no han cambiado su nombre, su idioma o sus costumbres.
Esta es la razón por la que su salida de Egipto no fue una salida de la ruptura. La Luz operó y reveló quién es quién, separando a Moisés de Faraón, la línea derecha de la línea izquierda, la vara de la serpiente.
La nación de Israel se mantuvo como Israel incluso en el exilio, es decir que se mantuvo la conexión entre ellos. Ellos querían ajustarla aún más y luego se dieron cuenta de que esto no funcionó, pero la conexión en sí se mantuvo.
Después de la destrucción del primero y el segundo Templos, sin embargo, la nación de Israel se rompió y se mezcló con las naciones del mundo, es decir, con los egipcios reales hasta tal punto que ahora está bajo el dominio de Egipto, el cual controla cada paso que ellos dan, cada pensamiento, cada deseo, toda su forma de vida. Ellos se han disuelto totalmente entre las naciones del mundo en Egipto y se han asimilado totalmente. Las diez tribus están perdidas y no se sabe quiénes son y dónde están. Ni ellos saben nada acerca de sí mismos. Este es nuestro estado actual.
Así que el éxodo de Egipto actual será totalmente diferente al anterior. En ese entonces había un núcleo. La nación de Israel estaba bajo el dominio de Faraón, pero ellos sabían que estaban esclavizados. La nación estaba en el exilio, pero comprendía que este era el exilio.
Si hoy en día les decimos a los judíos que ellos están en el exilio, no lo creerán. Hoy pensamos que la redención es conseguir un nuevo Mercedes o un salario más alto. En el pasado ellos se encontraban en un nivel en el que entendían que les faltaba la fuerza del otorgamiento. En la actualidad carecen de este entendimiento.
Entonces, el éxodo del exilio de hoy, requiere en primer lugar del reconocimiento del exilio y del establecimiento de la nación en éste. Cuando estamos en Egipto, empezamos a sentir que estamos en el exilio, bajo el dominio del ego que no permite que nos conectemos, lo cual es llamado Faraón. Así que nosotros comenzamos a establecer, a partir de nuestro grupo, a la nación de Israel entre nosotros.
Después tener que empezar a trabajar con el público, explicándoles que estamos en el exilio, esa conexión es algo bueno, y nos ayudará a convertirnos en una nación. Cuanto más nos veamos a nosotros mismos como una nación, más fuertemente sentiremos cómo nuestro ego nos domina y no nos deja estar juntos. Este trabajo precede a la salida de Egipto.
(133959)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 4/27/14, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: