Es placentero estar al lado de la persona amada

Dr.LaitmanPregunta: ¿Qué papel juegan las pruebas psicológicas que determinan la similitud de la pareja con respecto al amor? Nosotros, de hecho, tenemos sentimientos particulares hacia los demás que son diferentes a un examen intelectual de alguien con quien vale la pena que yo comience una relación. ¿Cómo integrar las emociones con el intelecto?

Respuesta: Esta ya es la segunda etapa. En primer lugar, de manera intuitiva, nosotros siempre tratamos de seguir nuestros sentimientos, y sólo después de ello activamos el intelecto. Sin embargo, las emociones pueden cambiar en un momento.

Un primer contacto es suficiente para que yo no rechace a una pareja potencial. Su apariencia externa, comportamiento y modales al menos deben causarme sensaciones neutrales, e incluso atraerme un poco. De hecho, una familia que se supone que deba existir junta durante muchos años no puede estar basada en la atracción sexual egoísta.

Comentario: Sin embargo, para mí no es suficiente con que una mujer no sólo no me repugne. Yo quiero encontrar a la mujer más atractiva del mundo en todos los sentidos: bella, sensible, inteligente y sexy. ¡Es un sueño que he buscado toda mi vida!

Respuesta: El amor no depende de la forma externa. Es suficiente con que la apariencia externa de la pareja no sea repulsiva y de alguna forma sea agradable para ustedes. ¡Tienen que estar preparados para comer de sus manos! Deben sentir placer al tocarla, sentir placer por su preocupación.

Debe haber un poco de magia con ella. No es una atracción enloquecedora en la que pierden la cabeza por ella, simplemente se trata del placer del contacto físico, intelectual y emocional. ¡Deben sentir placer de esto y nada más!

Esto todavía no es amor. El amor viene después como resultado del desarrollo de todas estas conexiones. El amor es un hábito de atribuirle el placer que obtengo a la pareja. Entonces, empiezo a amar.

Aquí tenemos un posible ejemplo: Si yo tomo un perro que comienza a vivir a mi lado, y le doy de comer, cuido de él, y estoy preocupado por él, él comenzará a amarme. Sin embargo, ¿cuál es la diferencia entre una persona y un perro? Se sabe que las personas adoptan niños ajenos y empiezan a hacerse cargo de ellos, finalmente ellas los aman no menos, e incluso más de lo que los amarían si fueran sus hijos biológicos. Ustedes ven que ellos invierten mucho más esfuerzo en estos niños, porque tienen miedo de que ellos no puedan amar a sus padres adoptivos.

Lo mismo sucede en las relaciones de pareja. Si invertimos esfuerzo uno en el otro, y sabemos cómo desarrollar esta inversión compartida, la emoción que se crea a partir de ellos, se llama amor. Esto quiere decir que el amor es mi actitud hacia la persona que está a mi lado, en la cual es placentero sentirla a mi lado todo el tiempo.

Yo amo su amistad, su relación conmigo, y su contacto. Tengo que estar conectado con ella. De hecho, esto se llama amor, y no está conectado en absoluto con la atracción sexual. Esto nos habla de una sensación interna en la que extraño a esta persona cuando no está cerca de mí.

A menudo, la pareja se queja de las dificultades para construir las relaciones íntimas. Sin embargo, las relaciones íntimas no se construyen sobre la conexión sexual. Después de despertarse en mí la necesidad de contacto con otra persona, yo siento el placer de que ella esté cerca de mí. Por encima de esto, construimos relaciones sexuales completamente diferentes.

Estas relaciones son una adición maravillosa a una conexión aún más profunda entre nosotros, entonces realmente podemos disfrutar el uno del otro. Yo no uso a mi pareja, su cuerpo, sino que para mí es realmente agradable sentir que ella me disfruta a mí y yo disfruto de ella.

Esta es toda la gama de conexiones entre nosotros en los diferentes niveles, de tal forma que la emoción de una conexión íntima es absolutamente diferente, puesto que es mucho más profunda e intensa. Específicamente debido a que yo le otorgo al otro, se acercan a mí las ondas de amor y unión. Así está escrito en los Salmos y en el Cantar de los Cantares 6:3: “Yo soy de mi amado, y mi amado es mío”.
(132935)
Del programa “Una vida nueva” del 6/09/2013

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: