Iluminándonos unos a otros y no a nosotros mismos

Dr. Michael LaitmanM. Weisman, “Midrash Mesaper”, “Tzav”: “En su claridad, el fuego del cielo parecía el sol”.

Estas son dos grandes Luces, las Luces de la noche y del día, el sol y la luna, que tienen que ser las mismas en el futuro.

El punto es que la luna ilumina por la luz que viene del sol, pero la tierra la oculta del sol. Cuando la tierra oculte totalmente a la luna y, por otro lado, cuando esté corregida, no habrá un Masaj (pantalla) y ésta la eclipsará, la luna empezará a iluminar como el sol, que es el estado que tenemos que alcanzar.

Esto significa que Maljut, nuestro ego anterior que se corregirá para otorgarles a los demás y amar a los demás, empieza a iluminar como el Creador. Entonces, las dos grandes luces no iluminarán para sí mismas, sino para los demás.
(134977)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 12/6/13

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: