La redención se revelará en la unidad

Dr.LaitmanBaal HaSulam, “La herencia de la tierra”: Nuestros sabios dijeron que Israel no puede ser redimida a menos que todos sean un solo fardo.

Redención es cuando hay vasijas que son un deseo de recibir. Primero se revelan en nosotros con una intención egoísta a fin de recibir y corregimos su intención hacia una intención altruista con el fin de otorgar. Entonces se revela en nuestras vasijas la Luz, la presencia del Creador, de acuerdo a nuestra corrección. Así sentimos dentro de nosotros la fuerza superior, la nueva realidad superior, el mundo superior.

Esta corrección es gradual, comenzando desde las vasijas egoístas rotas. Primero podemos llevar a cabo acciones sólo en este mundo, pero no en nuestros deseos, sino sólo físicamente. Nosotros nos conectamos dentro de un grupo, venimos a estudiar juntos, y juntos realizamos diferentes acciones. Aun cuando nuestras acciones carezcan totalmente de la intención correcta en el corazón, aun así son benéficas, y evocan iluminación desde una distancia, lo cual nos influye cada vez más.

Así avanzamos gradualmente, nuestras acciones se vuelven más y más enfocadas, y la conexión entre nosotros se aclara aún más hasta que adquirimos la vasija completa que es grande en su medida y en su cualidad. Dentro de ella revelamos la conexión entre nosotros con la intención a fin de otorgarnos entre nosotros y de otorgarle al Creador. Esta revelación es llamada redención.

Todos los seres creados se asemejan unos a otros en eso y cada uno actúa simplemente de acuerdo a su nivel, de acuerdo a su dependencia del árbol de la vida. En general, dado que el alma general del primer hombre fue dividida en muchas almas, sus partes están en cada una de ellas. Al estar en su nivel, en su lugar, la persona comienza a sentir cuán involucrada está en la evolución de esta vida y de este mundo.

Algunas partes se despertaron en la época de la antigua Babel, y sólo ellas son llamados Israel. Ahora otras partes están alcanzando esta misión. Algunas de ellas llegaron al grupo de la misma manera hace diez años, otras hace cinco años, y algunas apenas ayer u hoy. Eventualmente todos se reunirán y se incorporarán unos en los otros y no habrá diferencias; cualquiera que se una a nosotros se vuelve una parte de nosotros.

Todas las almas que no se han unido al proceso de corrección mediante la conexión, son llamadas gentiles de acuerdo a la sabiduría de la Cabalá, Goy, que significa “una nación” en hebreo. Las personas que anhelan la santidad, es decir el otorgamiento mutuo, son llamadas la nación santa de Israel, que significa Yashar El (directo al Creador).

Está dicho que “Israel no puede ser redimida a menos que todos sean un solo fardo”, Claramente no tendremos ningún poder espiritual a menos que nos conectemos. La vasija espiritual es conexión, y mientras más fuerte sea en su calidad y cantidad, más compatibles somos con la Fuerza Superior.
(134089)
De la 5° parte de la lección diaria de Cabalá del 5/01/14, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta