La vasija de intención

Dr.LaitmanPregunta: ¿Cuál es la diferencia entre el deseo de otorgar y el de recibir?

Respuesta: La diferencia principal está en la intención. Ésta siempre debe tener la finalidad de dar. Esta es la intención que define qué deseos debemos usar.

Primero, nos restringimos a nosotros mismos, luego, dependiendo de la fuerza, la magnitud y el tipo de intención, trabajamos con los deseos.

Vessel-of-Intention

El deseo (estómago, corazón) no toma la decisión de si puede usarse o no; más bien, es la intención quien toma esta decisión. Las intenciones abarcan nuestra aspiración conjunta de otorgar así como los deseos de nuestro prójimo. Calculamos las oportunidades de llenar el deseo de recibir de otras personas. En otras palabras, usamos los deseos de los demás para llenar a nuestro prójimo.

El trabajo que precede a la acción es llamado  “unión en pensamientos”. Por lo tanto, uno se conecta con su prójimo en sus pensamientos. A esto le sigue la implementación práctica.

Cuando trabajamos con el deseo de recibir del AHAP, debe haber una intención de otorgar por encima de este. Sin embargo, no se trata solamente de elevarse por encima del deseo. Tenemos que dirigir el deseo de arriba hacia abajo, como si aráramos el suelo.

Nosotros usamos nuestro deseo de recibir, AHAP, y debemos sentir placer dentro de él. Somos capaces de actuar sólo por el deleite que sentimos. Digamos que ustedes vienen a mí y yo quiero invitarlos. Sin embargo, rechazan mis platos y toman de la mesa algo simbólico. Yo fui más allá cocinando carne y pescado para ustedes, pero solo toman una pequeña porción de perejil.

En otras palabras, toman lo que preparé para ustedes, pero eso no tiene nada que ver con lo que es llamado “usar el deseo de recibir”. Es así como funcionan los deseos de otorgar: Se refrenan de su deseo egoísta; todo lo que ustedes quieren es complacerme. Aunque se dan cuenta de que estaré satisfecho sólo si todas sus intenciones y deseos están dirigidas solamente a hacerme feliz, si comieran carne y pescado, inevitablemente sentirían placer para su propio beneficio.

Sin embargo, existe una técnica con la ayuda de la cual incluso cuando se auto satisfacen, todavía sienten placer sólo porque su satisfacción está dirigida al beneficio y al placer del anfitrión. Así como ahora, no podemos entender o imaginar qué hay detrás de estas palabras. Ustedes continúan comiendo, por lo tanto le muestran al anfitrión que disfrutan de la comida si ninguna vergüenza o moderación. Al mismo tiempo, sus intenciones internas están dirigidas sólo a complacer al anfitrión.

Pregunta: ¿Por qué podemos recibir sólo en los deseos de otorgamiento?

Respuesta: Esto se debe a que después de que sucedió la primera restricción, el deseo de recibir dejó de ser una vasija que recibe Luz. La intención con el fin de otorgar se convirtió en una “vasija”, dado que esta es la condición que nos permite recibir.

A fin de disfrutar la comida, no es suficiente con tener hambre. Nosotros entenderemos gradualmente este concepto. Llegamos a la realización de este hecho como resultado de la crisis general en la que estamos. De pronto sentimos que nuestros deseos de recibir están vacíos.

El vacío no significa que nuestro deseo de recibir no esté lleno. Sin embargo, no consideramos o sentimos nuestro estado actual como un llenado. ¿Qué falta? No hay propósito en nuestra vida.
(133860)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/29/14, Shamati # 141 “La festividad de la Pascua”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta