La vestidura del Creador

Dr. Michael Laitman

Dr. Michael Laitman

Baal HaSulam, Por delante y por detrás me has cercado: Tú me has cercado por delante y por detrás, es decir la revelación y el ocultamiento del rostro del Creador. Esto se debe a que en realidad, “Su reino rige sobre todo”, y todo regresará a su raíz porque no hay lugar vacante en Él. Pero la diferencia está en el tiempo presente o el tiempo futuro.

Porque, aquel que conecta los dos mundos, descubre Su vestidura en el presente: todo lo que ha sido hecho es una vestidura para la revelación de la divinidad. Y esto es considerado el tiempo presente, es decir que también ahora, Él sale vistiendo ropas de realeza y evidentemente muestra que el jinete no está subordinado al caballo.

El Creador no desaparece en Su vestidura, la cual es toda la realidad, el mundo entero.

Pero aun así aparentemente (para la persona) el caballo dirige al jinete.

Nosotros estamos confundidos con respecto a la vestidura del Creador a tal grado que todo lo que sucede nos distrae, lo cual oculta de nosotros la fuerza superior y nos confunde tanto que parece que el jinete estuviera subordinado al caballo.

La verdad es que el caballo es provocado hacia cualquier movimiento sólo mediante la sensación de la rienda y la brida del jinete. Y esto es llamado “la construcción de la estatura de la divinidad”, y es también llamado “cara a cara”.

Si descubrimos la razón, la fuerza activa, el pensamiento de la creación, y cómo nos dirige a cada uno de nosotros y a todos juntos, podemos así clarificar y descubrir al jinete, aparte de quien no existe nadie más, la causa primera y la fuente primera.

Entonces nos damos cuenta que la vestidura mediante la cual se oculta el Creador, es en realidad para que lo descubramos a Él detrás de ellas, aprendamos a entender Su idioma, y nos demos cuenta de la razón por la cual Él está oculto detrás de todo lo que sucede.

Es en realidad mediante ese ocultamiento que nosotros alcanzamos Su revelación. De otra manera no sentiríamos nada en la simple Luz blanca, aunque percibiéramos su sombra blanca. Es realmente mediante esos ocultamientos, mediante esos juegos donde el Creador está oculto, que comenzamos a aprender Su naturaleza, Su carácter, al compararlo a Él con nosotros, lo cual significa con la forma opuesta. La forma opuesta se revela como vestidura, como el ocultamiento que nos separa, pero si tratamos de revelar al Creador y de pedirle a Él que nos ayude a revelarlo correctamente y adherirnos a Él, si estamos dispuestos a cambiar, el ocultamiento se convertirá en una revelación.

Las mismas formas de ocultamiento se convertirán en formas opuestas que nos ayudarán en la revelación. Sin ellas, no saborearíamos, distinguiríamos, veríamos, o sentiríamos al Creador, porque nuestra naturaleza es opuesta a la de Él. Por lo tanto, existe la necesidad de un adaptador entre el Creador y la fuerza egoísta o cáscara, la cual somos nosotros y la cual más tarde se convierte en Santidad.
(135010)
De la 2° parte de la Lección diaria de Cabalá del 5/14/14, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta