Lo principal es no desviarse del camino

Dr. Michael LaitmanRabash, carta 22: Por lo tanto, si escribes que vives una vida de dolor, es una señal de que estás siguiendo el camino de la Torá. Esto significa que tienes negro y blanco, dado que la Torá está escrita en negro sobre blanco. Pero debes tratar de tener un fuego negro sobre un fuego blanco, lo cual significa que todo lo que sientas será como un fuego llameante.

Debemos sentir tensión constante, estar bajo presión, e inclinados con todas nuestras fuerzas hacia la meta. No hace ninguna diferencia lo que le suceda a la persona, siempre y cuando esté enfocada en la dirección correcta. Lo que sucede en el camino depende del camino en sí, y yo sólo necesito ajustarme de acuerdo a este.

El camino en sí, cuántos giros y vueltas hay este y cuántos fracasos tenemos, no depende de nosotros, sino que depende de la estructura de nuestra alma.

Puesto que el Creador quiere que recibamos la Torá, nosotros mismos debemos sentir la deficiencia por la Torá, ya que a uno no se le dan lujos de Arriba, sino sólo necesidades.

Yo no recibiré lo que pido de Arriba a menos que mi petición sea solamente por necesidades sin las cuales no puedo existir. De otra manera son simplemente peticiones sin ningún poder.

Por supuesto, toma mucho tiempo hasta que la persona se acerca a una plegaria real. Primero debe haber la intensidad de la petición mediante la cual esta pueda ser escuchada. Segundo, tiene que ser por la cosa correcta que está exactamente en el camino.

La persona debe sostenerse cada vez de una parte real de la cuerda en el camino. Si pido algo ahora, mi llanto puede ser correcto, pero tal vez no sea mío, y en su lugar esté arreglado por el Creador.

Yo me lo atribuyo todo a mí mismo, y esto está totalmente equivocado. Tengo que buscar yo mismo más profundamente y encontrar quién me dirige, quién organiza una buena acción, mi plegaria, o el deseo de conectarme con la sociedad ¿Si todo esto viene de Arriba, entonces qué pido?

Y la recompensa más grande es que la persona necesite al Creador, lo cual significa al dador de la Torá. Por lo tanto, cuando la persona siente su bajeza, esta es una razón para que ella necesite del Creador. Sin embargo, si siente que puede ayudarse a sí misma y que no necesita al Creador, entonces ella se separa de Él.

(135483 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 20 de Mayo del 2014, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Avanzando rápidamente al correr en el lugar
Arcilla agradecida en las buenas manos del escultor
Bajo presión

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta