Se necesita tierra fértil para hacer un semillero

Dr.LaitmanPregunta: ¿Cómo puede ser que algunos individuos estudien durante muchos años, participen en un grupo y en la difusión, y, aparentemente hasta ahora no tienen ningún deseo, y necesitan fortalecerlo?

Respuesta: A veces se necesitan diez años para la persona entienda que no hay otra opción y que es necesario que se conecte con los demás. Sin embargo, estos años no lo ha desperdiciado. Todo se toma en cuenta, pues no sabemos ni entendemos el nivel del inanimado.

Según nuestro universo, vemos la cantidad de tiempo que le tomó estabilizarse, miles de millones de años. Esto significa que se trata de un proceso muy oculto que se mueve muy lenta y gradualmente, pero nosotros debemos pasar atravesar estos niveles.

El nivel de Nefesh es nuestro fundamento y debe llegar al final, de tal forma que después de él comience el nivel de Ruaj. Ruaj indica que ya tenemos un movimiento independiente, mientras que Nefesh no puede moverse por sí mismo. La persona viene y va a lecciones y talleres, escucha, pero no oye, pero continúa. Pasan muchos años.

Este es el nivel del inanimado. ¡Dentro de éste, ella todavía no puede hacer nada, porque está en el nivel inanimado! ¿Entonces qué? Yo espero pacientemente porque veo que él está cambiando, a pesar de todo. Esto es así, a pesar de que, mientras tanto, ella no está creciendo hacia la Luz, como una planta que comienza a salir de la tierra.

Mientras tanto, ella solo es el suelo que pasa a través de todo tipo de estados de contracción y expansión, pero no puede llevar a cabo ninguna actividad por su cuenta. Todo ocurre de acuerdo a las condiciones externas.

Nosotros tenemos que organizarnos así y proporcionarles a todos la máxima influencia. Sin embargo, si la persona huye de esto, no hay nada que hacer. Esto no va a tomarle diez años, sino más bien una serie de encarnaciones.
(133978 )
De la 5° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/29/14, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta